Puigdemont dice que la amnistía no acabará “con la represión del Estado” al independentismo

Carles Puigdemont. / RR SS
Carles Puigdemont. / RR SS

“Es evidente que viene una etapa nueva, en la que podemos quitarnos la losa del exilio”, dice el expresidente catalán, pero advierte de que la "pulsión represora está más excitada que nunca”. 

Puigdemont dice que la amnistía no acabará “con la represión del Estado” al independentismo

Carles Puigdemont, el expresidente de la Generalitat de Cataluña, ha afirmado este sábado que ninguna ley, haciendo referencia implícita a la amnistía que negocia Junts con el PSOE, logrará poner fin a la represión estatal contra el independentismo. Durante su intervención ante la asamblea territorial del Consejo de la República, organismo que lidera desde Bélgica y que se ha reunido en Elna, Francia, reafirmó la unilateralidad como una herramienta válida para enfrentarse a aquellos que validan el "saltarse el Estado de derecho" para proteger la "sagrada unidad de España".

La declaración se produce tras la apertura de una investigación por parte del Tribunal Supremo español contra Puigdemont por presunto delito de terrorismo, coincidiendo con las últimas etapas de las negociaciones en el Congreso para la aprobación de una ley de amnistía. El líder independentista, quien se encuentra en Bélgica desde hace más de seis años para evadir la justicia española por su participación en el proceso independentista de Cataluña, podría ser beneficiado por esta medida.

El eurodiputado también defendió la preparación para la unilateralidad por parte del Consell, argumentando que solo el Parlament tiene la capacidad de deshacer la declaración unilateral de independencia de 2017, mientras el Estado español no resuelva democráticamente las demandas del pueblo catalán.

Puigdemont hizo hincapié en que la principal amenaza para el movimiento independentista es la desunión y animó a abandonar las "conversaciones separadas", destacando que la unidad ha sido clave para lograr resultados "extraordinarios", como el referéndum del 1-O.

“Tenemos que confrontar eso, claro. Mientras el Estado español no resuelva la demanda democrática de los catalanes, tenemos el derecho a prepararnos para la unilateralidad”, ha insistido. 

Además, Puigdemont denunció lo que considera una manipulación de los hechos por parte del Estado español para inculparlo por terrorismo y evitar su inclusión en los supuestos de la amnistía. En contraste, subrayó la importancia de la libertad y la justicia frente a la priorización de la unidad nacional, describiendo esta confrontación como una lucha entre valores fundamentales.

El Consejo de la República, una estructura paralela a la Generalitat autonómica ideada por el independentismo en 2018 y presidida por Puigdemont, se prepara para liderar una nueva etapa en la que espera dejar atrás el exilio y la "represión que pesa sobre la cabeza de miles de familias”.

El expresidente catalán concluyó su intervención destacando la determinación del movimiento independentista catalán frente a la presión del Estado español.

“Con todos los servicios secretos persiguiéndonos, con todos los teléfonos pinchados, con todas las policías fabricando informes y con todos los jueces disparando a matar”, ha recalcado, pocos movimientos independentistas aguantarían “la ofensiva de uno de los Estados más poderosos y más represores que existen en la Europa Occidental”. @mundiario

Comentarios