La Comisión de Venecia avala la amnistía como “medio de reconciliación”

María Jesús Montero, vicepresidenta primera del Gobierno de España y ministra de Hacienda; junto a Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes. / RR SS.
María Jesús Montero, vicepresidenta primera del Gobierno de España y ministra de Hacienda; junto a Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes. / RR SS.
El órgano del Consejo de Europa considera que la “unidad y reconciliación son objetivos legítimos” de la medida de gracia, pero considera que la tramitación de urgencia es "contraproducente".
La Comisión de Venecia avala la amnistía como “medio de reconciliación”

La Comisión de Venecia, organismo jurídico del Consejo de Europa, expresó su respaldo a la posibilidad de una ley de amnistía en España como la que se está tramitando en las Cortes, señalando que la “unidad nacional y reconciliación social y política son objetivos legítimos” para estas medidas de gracia. Sin embargo, los expertos valoran aspectos contraproducentes en la norma.

Los integrantes del órgano consultivo advierten sobre las prisas en el proceso legislativo y cuestionaron la tramitación urgente, considerándola contraproducente debido a la división “profunda y virulenta” generada en la sociedad y la clase política, que puede hacer peligrar el objetivo de la propia amnistía de conseguir la reconciliación nacional. El dictamen fue elaborado a petición del Senado español, a instancias del Grupo del PP, que ostenta la mayoría absoluta en la Cámara alta.

“Las amnistías deben perseguir un objetivo legítimo en interés de la comunidad; cuanto más radicales sean las amnistías, más legítimo debería ser el objetivo”, asegura el organismo. “La unidad nacional y la reconciliación social y política son objetivos legítimos de las amnistías. En opinión de la Comisión (de Venecia), la proporcionalidad requiere que, en cada caso dado, la amnistía propuesta sea un medio adecuado para lograr en última instancia la unidad y la reconciliación”, agregan los letrados.

Sin embargo, los expertos cuestionaron la tramitación por la vía urgente de estas leyes, considerándola inapropiada debido a las consecuencias comprometidas y de largo alcance. Por eso recomiendan que las autoridades españolas se tomen el tiempo necesario para un diálogo significativo y consideren procesos de “justicia restaurativa”, así como una mayoría calificada para avalar la amnistía, en una discusión que se tome en cuenta también a la oposición.

La Comisión de Venecia critica la tramitación de urgencia

“Los procedimientos de urgencia no son (...) apropiados para la adopción de leyes de amnistía, dadas las consecuencias de largo alcance y la naturaleza a menudo comprometida de esas leyes”, alega la Comisión, que recalca que en el tenso clima político y social en el que se está tramitando la ley, la alta velocidad para aprobarla es aún menos recomendable. También pide que se tome “el tiempo necesario para un diálogo significativo en el espíritu de una cooperación leal entre instituciones y entre la mayoría y la oposición, para lograr la reconciliación social y política”, que apunta la amnistía.

La Comisión sugiere que, para preservar la cohesión social, la ley de amnistía sea aprobada por una mayoría cualificada y que el criterio de aplicación “no esté diseñado para cubrir a individuos específicos”. El organismo advierte sobre el impacto en la unidad de la sociedad y recomienda que se evite la tramitación urgente como pretende el bloque de la investidura, para aplicar la medida de gracia cuanto antes.

La Comisión de Venecia aceptó la petición del Senado español para emitir un informe sobre el proyecto de ley de amnistía en las Cortes. Aunque no entra en la discusión política, destaca que la amnistía es aceptable en varios países miembros y sugiere que debe tener objetivos legítimos. La Comisión no aborda la constitucionalidad ni la compatibilidad con el derecho comunitario, dejando esas decisiones a instancias españolas y a la justicia europea. @mundiario

Comentarios