Las protestas en Kazajistán se saldan con al menos 225 muertos y 4.500 heridos

Manifestaciones en Kazajistán. @ChalecosAmarill.
Manifestaciones en Kazajistán. @ChalecosAmarill.
Cerca de 10.000 personas han sido detenidas durante los disturbios que iniciaron con protestas pacíficas contra el aumento del precio de la electricidad. 
Las protestas en Kazajistán se saldan con al menos 225 muertos y 4.500 heridos

Las violentas protestas en Kazajistán se saldan con al menos 225 muertos y 4.500 heridos. Así lo ha informado la Fiscalía General del país centroasiático, que este fin de semana ha confirmado además que cerca de 10.000 personas han sido detenidas durante los disturbios que iniciaron como protestas pacíficas contra el alza de los precios del combustible.

El jefe del Servicio de Enjuiciamiento Penal de la Oficina de la Fiscalía General de Kazajistán, Serik Shalabáev, ha asegurado en una rueda de prensa este sábado que entre los fallecidos hay "bandidos armados que participaron en ataques terroristas” contra los agentes o edificios oficiales, así como 19 policías y militares y civiles. "Los 225 cadáveres se han transportado a las morgues del país", ha explicado al dar a conocer el recuento oficial, que eleva drásticamente los balances previos de víctimas. "Por desgracia, los civiles también se han convertido en víctimas de actos terroristas". 

En un principio, las autoridades de Kazajistán habían reconocido menos de 50 víctimas mortales, de las que 26 eran "delincuentes armados" y 18 agentes de seguridad. El último dato oficial, sin embargo, recogía 164 decesos en total, una cifra que finalmente ha quedado alejada de la real. "Se han identificado 4.578 víctimas, de los que 4.353 estaban heridas, incluidos 3.393 miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad", ha añadido Shalabáev.

Por su parte, el presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, ha señalado en la red social Twitter que durante "los trágicos acontecimientos de enero", unas 2.000 personas fueron arrestadas por los cuerpos de seguridad del país “por diferentes delitos".


Quizá también te interesa: 

¿Qué ocurre en Kazajistán?: aumento de precios, manifestaciones y autoritarismo


 

Las protestas estallaron en el país centroasiático a principios de enero, alentadas principalmente por el descontento social frente al aumento del precio del combustible, pero con un contexto complejo de fondo: el autoritarismo, la corrupción y la realidad económica del país.  

El presidente Kasim-Yomart Tokaev solicitó ayuda a Rusia para hacer frente a las manifestaciones lideradas por activistas, opositores y miles de civiles, argumentando que las protestas eran alentadas por "bandas terroristas" entrenadas en el extranjero. Este sábado, las autoridades kazajas han justificado nuevamente la decisión de sofocar por la fuerza las protestas en la supuesta presencia de 20.000 insurgentes, terroristas internacionales y bandidos armados que “intentaron perpetrar un golpe de Estado”.

"Aquellos que cometieron graves delitos serán castigados de acuerdo con la ley", ha apuntado Tokáyev. "En cuanto a los demás, he dado instrucciones a la Fiscalía General para que determine la naturaleza y responsabilidad de sus delitos. En el caso de que se establezca que no existen circunstancias agravantes, tomaremos medidas para mitigar la sanción". @mundiario

Las protestas en Kazajistán se saldan con al menos 225 muertos y 4.500 heridos