El PP busca una posición común para consensuar la política del agua

ministra Isabel García Tejerina  propone mediación/ RTVE.es
Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura y Pesca. / RTVE.es.

La situación provoca tensiones internas entre los populares y los socialistas.

El PP busca una posición común para consensuar la política del agua

La ministra Isabel García Tejerina y la dirección nacional del PP intentan ponerse de acuerdo con los representantes regionales del partido sobre una posición común en la política del agua que quieren pactar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Según explica el diario El País, la política del agua provoca tensiones internas entre los populares y los socialistas. Las necesidades dispares de cada Autonomía fomentan discursos enfrentados entre representantes del mismo partido. Ambos grupos desean sus integrantes emplearan argumentos comunes sobre los trasvases o las desaladoras.

Y es que hay principios generales asumidos por los socialistas por las graves dificultades que sufren la España interior y el medio rural, como priorizar la gestión unitaria e integral del ciclo hidrológico. Pero la manera de llevarla a cabo marca la diferencia entre territorios y no tanto entre partidos.

Ante la situación, la titular de Agricultura se reunió con la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García; el coordinador nacional de su formación, Fernando Martínez Maillo; el vicesecretario de política autonómica y local, Javier Arenas; y los portavoces en la materia de la Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León o Andalucía. También asistieron a la cita los diputados José Ignacio Llorens, presidente de la Comisión de Agricultura del Congreso; y Juan José Mataría, secretario de política local del PP.

En la cita quedó claro que el problema del agua es de territorios. La gestión de este vital líquido es una de las pocas competencias de calado que conserva el Estado. Las cuencas de los ríos no se corresponden con las fronteras autonómicas y discurren por más de una región, con lo que de su gestión se encarga el Estado, como establece la Constitución. La pelea por recibir más recursos para mantener la potente industria agraria —el 80% del agua en España va destinada al regadío— es territorial. Cada barón de los grandes partidos defiende los intereses de su Comunidad.

El tema es complejo, aunque Rajoy y Sánchez intentan llegar a acuerdos sobre financiación autonómica y política del aguas (acuerdo que se espera desde 2014)  es fundamental que ambos logren  conseguir primero un consenso interno en sus partidos con sus respectivos presidentes autonómicos. Definitivamente no es una tarea fácil.

Sin embargo, ambas formaciones deben recordar que, según un informe elaborado por el World Resources Institute (WRI) en 2015, España incluye la lista de países con mayores problemas de agua potable en el año 2040, en la posición número 30. De hecho, España y Grecia (en la posición 28) son los dos únicos países de la Unión Europea incluidos en la lista de estrés hídrico elaborada por el WRI. @mundiario

El PP busca una posición común para consensuar la política del agua
Comentarios