Nuevas fricciones entre Rusia y EE UU antes del encuentro entre Biden y Putin

Joe Biden y Vladimir Putin se verán las caras en junio. / Ilustración
Joe Biden y Vladimir Putin se verán las caras en junio. / Ilustración
Un nuevo ciberataque desde Rusia contra Microsoft y el no reintegro de EE UU al tratado de “Cielos abiertos”, nuevos temas a tratar en la agenda de Ginebra.
Nuevas fricciones entre Rusia y EE UU antes del encuentro entre Biden y Putin

Los cancilleres de Rusia y Estados Unidos deberán reformar la agenda de temas prevista entre Joe Biden y Vladimir Putin y agregar otros asuntos que han surgido cuando faltan 18 días para la cumbre en Ginebra entre ambos mandatarios.

Si bien la relación entre los dos países ha sido tensa, la tendencia es a seguir en esa tónica al conocerse la noticia de otro ciberataque esta vez a la compañía Microsoft presuntamente desde Rusia y la negativa por parte de Estados Unidos a no reintegrarse al tratado de “Cielos Abiertos”, que permite vuelos de monitoreo sobre instalaciones militares de los dos países y del que se había retirado el gobierno anterior de Donald Trump.

Estados Unidos, además, anunció este viernes sanciones contra Bielorrusia tras el desvío de un vuelo de Ryanair el domingo y la detención de un opositor político en Minsk. Este caso, no es propiamente ruso, pero Putin tiene mucho que ver porque se le considera aliado de Alexander Lukashenko.

En el caso del ciberataque, Biden ya se había pronunciado para exigir al gobierno de Putin que ejerciera sanciones contra los piratas informáticos que causaron daño a los oleoductos de la compañía Colonial Pipeline y que provocaron afectaciones en la distribución de combustible en varias ciudades de los Estados Unidos.

Ahora Microsoft, denunció este viernes la infiltración en el sistema de correo electrónico utilizado por la Agencia de Ayuda Internacional (USAID, en inglés) del Departamento de Estado estadounidense para entrar en la red informática de grupos y organizaciones críticas con el Kremlin.

Lo más grave, según Microsoft, es que estos ciberataques, son parte de un plan, o más bien una oleada de ataques planificados supuestamente desde Rusia contra más de 150 gobiernos, empresas consultoras y organizaciones no gubernamentales, en resumen, una especie de coronavirus virtual.

El ciberataque tiene un responsable de acuerdo al comunicado de Microsoft: “Esta semana hemos detectado ciberataques por parte del grupo Nobelium, que tenían como objetivo agencias gubernamentales, centros de análisis [think tanks], consultoras y organizaciones no gubernamentales”.

Nobelium es la misma entidad que en diciembre de 2020 hackeó a varias agencias del Gobierno y grandes compañías de EE.UU. a través del programa SolarWinds, un suceso del que Washington responsabiliza a Moscú.

La infiltación de los hackers hizo posible que se enviarán correos falsos, también conocidos como “phishing”, a más de 3.000 cuentas de más de 150 organizaciones que de forma regular reciben comunicaciones de la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos.

Brad Smith, presidente de Microsoft, dijo desde Twitter: “Esta semana, el actor estatal Nobelium lanzó ciberataques dirigidos a más de 150 organizaciones en al menos 24 países. Estos ataques solo están aumentando: los gobiernos y el sector privado deben hacer más para abordarlos”.

La infiltración de las manos rusas en los asuntos informáticos de Estados Unidos ha sido tema incluso de investigación fiscal en el país norteamericano, como es el caso de las elecciones de 2020 donde precisamente ya la Fiscalía de Brooklyn anunció una investigación.

Estos ciberataques están incluidos en la agenda de Ginebra el 16 de junio, si es que llega a concretarse.

El tratado de “Cielos Abiertos” y las sanciones

El tratado de Cielos Abiertos no es de relevancia al menos por ahora para Estados Unidos que ya comunicó a Rusia que no se reintegrará.

El pacto permite vuelos de monitoreo sobre instalaciones militares de los dos países, pero Estados Unidos estaba retirado desde la gestión de Donald Trump.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, condenó la decisión de Washington de no volver al Tratado de Cielos Abiertos y lo señaló como otro "error político" de la administración de Joe Biden en política exterior hacia Rusia.

"Estados Unidos ha cometido otro error político, asestando un golpe más al sistema de seguridad europeo. Les dimos [a los estadounidenses] una oportunidad, pero no la aprovecharon", señaló Ryabkov.

En paralelo, Estados Unidos anunciaba una serie de sanciones contra Bielorrusia, tras el desvío de un vuelo de Ryanair el domingo y la detención de un opositor político en Minsk.

“El desvío forzoso por parte de Bielorrusia, con falsos pretextos, de un vuelo comercial de Ryanair que circulaba entre dos estados miembros de la Unión Europea” y el arresto del periodista Román Protasévich “constituyen un desafío directo a las normas internacionales”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

El analista de relaciones internacionales, Lajos Szászi, opina que “Biden ha dicho que pretende unas relaciones estables con Rusia, pero hay que ver que puede suceder en los próximos días. Hemos visto el incidente del periodista de Bielorrusia, todo eso fue planificado por la inteligencia rusa. Vemos que hay submarinos no tripulados que pueden realizar un ataque masivo a las costas de California. Está el escenario en Siria y tres bombarderos rusos realizan simulacros de un ataque naval en el mar mediterráneo”. @mundiario

Nuevas fricciones entre Rusia y EE UU antes del encuentro entre Biden y Putin
Comentarios