Moscú asegura que ha cumplido sus objetivos: los ataques se centrarán en el Donbás

Tropas rusas. / RR SS.
Tropas rusas. / RR SS.

Las autoridades rusas aseguran que han completado la primera fase de sus intenciones en Ucrania, y que concentrarán sus fuerzas en “liberar” las zonas prorrusas.

Moscú asegura que ha cumplido sus objetivos: los ataques se centrarán en el Donbás

Rusia ha decidido rebajar sus expectativas respecto a la guerra en Ucrania, y ha asegurado que a partir de ahora se concentrará en “liberar” las dos provincias que reconoce como repúblicas independientes, Donetsk y Lugansk, ante la resistencia ucraniana que ha frenado el avance ruso y ha extendido a más de un mes el conflicto.

En realidad, Rusia ha cambiado de estrategia sin admitir que las cosas no han salido como lo planeado. El jefe de la Dirección General Operativa del Estado Mayor ruso, Serguéi Rudskói, afirmó que “los principales objetivos de la primera etapa de la operación se han cumplido en general” y que, por ello, relajarían su intensidad en el territorio ucraniano, pero que a cambio robustecerán sus ataques contra el este del país, precisamente en las provincias que integran la zona del Donbás.

“Los expertos se preguntan qué estamos haciendo en el área de las ciudades ucranianas bloqueadas. Estas acciones se llevan a cabo con el objetivo de causar daño a la infraestructura militar, el equipo y el personal de las Fuerzas Armadas de Ucrania, se contienen sus fuerzas y no les damos la oportunidad de fortalecerse y reagruparse en el Donbás, y no se les permitirá hacerlo hasta que el ejército ruso libere completamente esos territorios”, ha explicado Rudskói.

En este sentido, añadió que la “intención en el plan aprobado de Rusia” es y siempre ha sido, según el funcionario, debilitar u obstaculizar a las tropas ucranianas en todo el país, para que así poder jugar al desgaste de las líneas de defensa en el Donbás y que no haya refuerzos significativos para los soldados en la línea del fuego.

Las ciudades son destruidas

De acuerdo con las declaraciones de las autoridades militares rusas, Moscú nunca intentó, originalmente, conquistar grandes ciudades o atacarlas como lo ha hecho hasta ahora. “Inicialmente, no planeamos asaltarlas (las ciudades) para evitar la destrucción y minimizar las pérdidas entre el personal y los civiles”, han asegurado, aunque siguen sin reconocer las acusaciones de Occidente que responsabilizan al Kremlin de atacar indiscriminadamente las urbes.

Según el parte de guerra que han ofrecido este viernes, Rusia considera que ha bloqueado el suministro y envío de ayuda de las grandes ciudades ucranianas, así como importantes centros poblados como Irpin al norte o Járkov al este, además de que han cifrado sus bajas en 1.351 militares, mientras que aseguran que Ucrania ha perdido más de 10.000 soldados.

En este sentido, Moscú considera que ha cumplido sus objetivos iniciales, en contraste de la versión ucraniana, avalada por Occidente, que explica que, aunque Rusia haya intentado entrar y conquistar la mayoría de las grandes ciudades, como la capital Kiev, la resistencia ucraniana logró atenuar a las tropas rusas. Expertos aseguran que Moscú planificó la operación para una toma rápida de Ucrania, y que, debido a la fuerte oposición, se ha alargado el conflicto.

El Donbás bajo asedio

“A medida que los grupos individuales completan las tareas asignadas y se resuelven con éxito, nuestras fuerzas y medios se concentrarán en lo principal: la liberación completa del Donbás”

En esta misma línea, Rusia asegura que ya controla el 93 % del territorio de Lugansk, pero que apenas ha conquistado el 54 % de Donetsk, donde está desplegado el grueso de las fuerzas ucranianas, para defender a la asediada ciudad de Mariúpol, que ahora verá su tragedia recrudecerse, después de que Rusia anunciara que endurecerá su ofensiva en la región. @mundiario

Moscú asegura que ha cumplido sus objetivos: los ataques se centrarán en el Donbás
Comentarios