Al menos 300 personas habrían muerto en el ataque al teatro de Mariúpol

Una imagen satelital de Maxar Technologies muestra las secuelas del ataque aéreo en el teatro dramático Mariúpol sábado 19 de marzo de 2022. / Maxar Technologies
Una imagen satelital de Maxar Technologies muestra las secuelas del ataque aéreo en el teatro dramático Mariúpol sábado 19 de marzo de 2022 / Maxar Technologies

Las autoridades municipales ucranianas estiman que en el lugar se refugiaban 1.500 civiles, y que apenas 150 supervivientes han logrado salir de los escombros.

Al menos 300 personas habrían muerto en el ataque al teatro de Mariúpol

La tragedia humanitaria en Ucrania continúa. Este viernes nan salido a la luz las primeras imágenes y los primeros balances oficiales del atentado al Teatro Regional de Arte Dramático de Donetsk, ubicado en la sitiada ciudad de Mariúpol, al sur de Ucrania, que, a raíz de la invasión de Moscú, se había convertido en un refugio antibombas para niños, mujeres y adultos mayores.

A través de su canal de Telegram, el Ayuntamiento de la ciudad dijo hoy que se tiene información de testigos presenciales de que al menos unas 300 personas habrían fallecido como consecuencia del ataque de Rusia, hace unos nueve días, y que apenas unas 150 personas habrían podido salir tambaleándose de los escombros.

Se había proyectado que un total de 1.500 personas se refugiaron en el sótano debajo del escenario del Drama, como es conocida la infraestructura por los locales, y que los posibles supervivientes de las detonaciones no han podido salir, pues las salidas están obstaculizadas por los escombros y los servicios de emergencia en Mariúpol, así como las redes de comunicación, están inoperativas.

Los vecinos han tratado, junto a los rescatistas, de continuar las labores de rescate, pero que las continuas detonaciones rusas en la zona han imposibilitado que avancen, en el que se convierte en el ataque más mortífero que ha ocurrido hasta ahora en el marco de esta guerra.

El Ayuntamiento condena la agresión

“El Teatro Dramático en el corazón de Mariúpol siempre ha sido el sello distintivo de la ciudad. Un lugar de encuentro, fechas, un punto de referencia. ‘¿Dónde estás? Estoy en el teatro’. Cuántas veces hemos escuchado o dicho esta frase: ‘Sobre el Drama...’. Ahora no hay más ‘Drama’. En su lugar, apareció un nuevo punto de dolor para los habitantes de Mariúpol, ruinas que se convirtieron en el último refugio de cientos de personas inocentes”, expresa el comunicado de las autoridades.

“El Teatro Dramático fue destruido cínicamente por los heraldos del ‘mundo ruso’. Estos fascistas del siglo XXI no fueron detenidos ni por la enorme inscripción ‘NIÑOS’, ni por las declaraciones de la gente misma de que solo había gente pacífica allí: mujeres, niños, ancianos. El ocupante sabía dónde estaba golpeando. Sabía cuáles podrían ser las consecuencias y, de todos modos, las bombas cayeron sobre el lugar, que se convirtió en un refugio para cientos de residentes de Mariúpol”, agrega el texto.

La información acerca del ataque ha tardado debido al colapso de los servicios asistenciales de la ciudad, que viene siendo fuertemente asediada por las tropas rusas debido a su posición estratégica sobre el mar de Azov. En este sentido, también se espera próximamente un balance acerca de las víctimas del ataque a una escuela de arte que también funcionaba de refugio, en la que habrían estado atrapadas unas 400 personas.

Rusia culpa al grupo Azov

Durante la última semana, Rusia ha sido acusada por Kiev y por Occidente de cometer crímenes de guerra atacando a civiles indiscriminadamente, así como Moscú sería también responsable de estar cometiendo crímenes contra la humanidad, al deportar forzosamente al menos a 6.000 residentes de Mariúpol, que son obligados a abordar autobuses que los llevan a “campos de filtración”, para ser posteriormente trasladados a localidades lejanas y económicamente deprimidas de Rusia.

El Kremlin se ha desvinculado de toda responsabilidad por el atentado, que primero negó haber existido. Los portavoces del régimen del presidente Vladimir Putin alegan que la responsabilidad del bombardeo recae sobre el grupo Azov, la élite militar de extrema derecha que Rusia asegura combatir debido a su afiliación con los ideales nazi.

Sin embargo, los ataque contra y del grupo Azov se han convertido en la principal excusa de Moscú cuando es responsabilizado por los atentados contra infraestructuras civiles, como el hospital maternoinfantil de Mariúpol, donde supuestamente se refugiaron efectivos ultra. @mundiario

Al menos 300 personas habrían muerto en el ataque al teatro de Mariúpol
Comentarios