Migración, clima y comercio: claves de la cumbre entre EE UU, México y Canadá tras la era Trump

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; Joe Biden, presidente de EE UU; Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. / Twitter.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; Joe Biden, presidente de EE UU; Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. / Twitter.

Joe Biden, Justin Trudeau y Andrés Manuel López Obrador se reúnen en Washington para reiniciar los contactos de “los tres amigos” tras cinco años turbulentos.

Migración, clima y comercio: claves de la cumbre entre EE UU, México y Canadá tras la era Trump

La cumbre de los Three Amigos vuelve a ser una realidad. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reúnen este jueves en Washington para reiniciar los contactos  entre los líderes de América del Norte tras los turbulentos años de presidencia del republicano Donald Trump, que ninguneo a los socios de la región. 

Así, los tres aliados han aterrizado en la capital estadounidense con la vista puesta en asuntos claves como la recuperación tras la pandemia, el cambio climático, la situación en Cuba o la crisis del desabastecimiento… pero también en sus desencuentros heredados en asuntos como la inmigración o el comercio. 

“No hay demasiado en común entre ellos, al menos en su visión de lo que quieren para sus países”, ha asegurado Kenneth Frankel, presidente del Consejo Canadiense para las Américas. “No solo lo que quieren para sus países, sino en lo que pueden ofrecer a sus países”, ha añadido. 

Política migratoria 

La inmigración es, quizás, el tema más sensible. Los titubeos de Biden, que llegó a la Casa Blanca con un mensaje de esperanza e hizo soñar a la región con una política migratoria distinta a la de su antecesor, marcan la agenda de México. El creciente flujo migratorio en la frontera sur de EE UU ha dominado la agenda bilateral en los últimos años y ha sacado a la luz tanto coordinación como diferencias entre los dos gobiernos.

Ahora, López Obrador llega dispuesto a poner encima de la mesa la promesa que hizo el presidente estadounidense de promulgar una ley que regularizara a 11 millones de mexicanos indocumentados, considerados trabajadores esenciales durante la pandemia. “Hay millones de ciudadanos estadounidenses-mexicanos que deben estar atentos y tener dos objetivos, solo dos: defender a los mexicanos y defender a México”, ha subrayado el mandatario en su conferencia diaria matutina del martes.

EE UU viola el TLCAN

Las políticas de "compra estadounidense" respaldadas por Joe Biden son otro asunto que puede dominar gran parte del encuentro. Canadá y México han mostrado su preocupación por las disposiciones del presidente de EE UU de promover las compras de productos estadounidenses, pese a que el objetivo de su alianza es “promover la cooperación económica de América del Norte”. 

A la lista de quejas comerciales de los socios norteamericanos se suma, además, una propuesta de crédito fiscal para vehículos eléctricos que favorecería a los fabricantes con sede en Estados Unidos. “El proyecto de ley de gasto social y clima que evalúa el Congreso estadounidense incluye hasta 12.500 dólares en créditos fiscales para vehículos eléctricos fabricados en suelo estadounidense, incluido un préstamo por 4.500 dólares para autos fabricados por sindicatos”, ha informado France24 sobre el proyecto de ley, uno de los pilares clave de la agenda nacional de Biden.

En ese sentido, la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, ha explicado en ese sentido que “el primer trabajo aquí en EE UU esta semana es realmente concienciar a nuestros homólogos estadounidenses de hasta qué punto su enfoque actual en este asunto es un problema para Canadá y explicarles realmente que la forma en que han formulado este incentivo realmente tiene el potencial de convertirse en el tema dominante de nuestra relación bilateral”. 

Los países vecinos, especialmente Canadá, creen que el incentivo de la administración Biden supone una clara violación del nuevo acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El asunto ya dominó un encuentro previo entre Trudeau, Freeland, otros ministros canadienses y funcionarios de la Administración Biden este miércoles. 

 

Cambio climático, la asignatura pendiente de México

Estados Unidos y Canadá, entre tanto, han expresado su frustración porque México no se ha sumado a los esfuerzos globales para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero. Washington ha urgido a López Obrador, que ni siquiera asistió a la gran cumbre climática de Naciones Unidas en Glasgow, a adoptar una política energética que esté acorde con la lucha contra el calentamiento global. 

El presidente mexicano, por su parte, pide que se consoliden los fondos de desarrollo económico prometidos por Estados Unidos para los países del Triángulo Norte de América Central; y continúa presionando a Washington para que financie una expansión de su programa de plantación de árboles a la región centroamericana.

‘Los tres amigos’ llegan así a su primera Cumbre de Líderes de Norteamérica en cinco años: la última reunión –que solía celebrarse cada año- tuvo lugar en 2016, bajo el Gobierno del entonces presidente estadounidense Barack Obama y el mexicano Enrique Peña Nieto. Los encuentros quedaron suspendidos con la llegada de Donald Trump, que se enfrentó tanto con el líder canadiense como con el mexicano, a la Casa Blanca en 2017. @mundiario

 
 

Migración, clima y comercio: claves de la cumbre entre EE UU, México y Canadá tras la era Trump
Comentarios