Jimmy Morales, candidato presidencial guatemalteco: ¿es realidad o ficción? (II)

Jimmy Morales durante la firma del acuerdo con la transparencia y cero tolerancia a la corrupción.
Jimmy Morales durante la firma del acuerdo con la transparencia y cero tolerancia a la corrupción.

Segunda parte del análisis sobre Jimmy Morales, de quien me atrevo a decir que lo peor de Jimmy es el FCN-Nación, partido político de ultra derecha, fundado por exmilitares.

Jimmy Morales, candidato presidencial guatemalteco: ¿es realidad o ficción? (II)

Segunda parte del análisis sobre Jimmy Morales, de quien me atrevo a decir que lo peor de Jimmy es el FCN-Nación, partido político de ultra derecha., con un histórico desempeño pobre y sesgado, fundado por exmilitares.

Siguiendo con lo que me atrevo a denominar “malo” reparo en que “Black Pitaya” con su exposición mediática constante, va ganando corazones, fanáticos y votos y está llegando a ser «Rock Star de la plebe», pero elegir a un famoso, cantante o actor, históricamente ha traído más desventuras que beneficios a las sociedades (especialmente las latinoamericanas), tenemos los ejemplos de México, Bolivia y Haití; incluso el famoso actor estadounidense Ronald Reagan electo como superhéroe conservador e inscrito en la historia con la Guerra Nuclear y sangrientos conflictos contra lo que denominaron el “Imperio del Mal” la URSS.   “Allá por los años 81 los estadounidenses escogieron también a un comediante y actor como su presidente –pueda ser que estemos a punto de hacer lo mismo-. (…) Aún creemos en comunistas come niños y en soldados superhéroes”. Paolo Guinea Ovalle, escritor y músico guatemalteco.

Volviendo al símil de Reagan en Guatemala, Jimmy con sus  estudiadas referencias, parece no salir de su papel de  “Aristóteles” sin embargo cansó ya a un segmento de intelectuales que piden al verdadero James Ernesto Morales Cabrera y no el rol que han inventado los ex militares para intentar ganar las elecciones afianzados en la mala retentiva histórica. 

El “caballo ganador” al que le apuesta públicamente Byron Lima Oliva, asesino convicto de Monseñor Gerardi y poderoso controlador del Sistema Penitenciario guatemalteco, busca, entre otras descabelladas ideas, “Recuperar Belice” ignorando tomos enteros de la historia guatemalteca, quizá por ese desconocimiento de la memoria del país es que busca también descansar, nuevamente, la seguridad ciudadana en el ejército.  No está a favor  del matrimonio homosexual, tampoco de la legalización de las drogas. Se ha declarado abiertamente a favor de la pena de muerte (cosa que, siendo tan cristiano, me llama poderosamente la atención) olvidando el mandamiento aquel de “No matarás” ¿dónde queda entonces lo de amar al prójimo como a ti mismo? Un “Cuadro Político” muy cerrado para estos momentos tan necesarios de conciliación y administración tolerante.

Quítele la aterciopelada voz y la excelente edición que le crean en sus producciones en el ciberespacio y ¿qué queda? Explicaciones vacías que se oyen bonitas, planes sin aterrizar, citas y dicharachos,  grosso modo: más del mismo maquillaje que han propuesto otros que ya han salido por la puerta trasera del Palacio Nacional y con las muñecas “enchachadas” gracias a sus múltiples y obvios hurtos.   Y aunque  “La capacidad se puede contratar” como le he escuchado decir, y en eso lleva razón, porque tiene equipos de trabajo buenos, (hasta ahora han sabido venderlo) me parece que la cabeza del Gobierno, necesita más capacidades que saber subcontratar a alguien que le saque el “chance”.  Tenemos “a la vuelta de la esquina” ciclos nuevos por vivir, demandas masivas de la población, exigencias justas, solicitudes acompañadas de escrutinio constante, crisis económica por resolver, presupuestos por manejar con eficiencia y eficacia, hambre, sequía, calentamiento global, un país que corre desbocado hacia una crisis mayor y que hay que saber cómo manejar. Capacidad y experiencia son requisitos indispensables.

Lo peor
El FCN (Frente de Convergencia Nacional)-Nación, un partido político con un histórico desempeño pobre y sesgado, fundado por ex militares; autodefinido como “un partido de centro, con ideología nacionalista cívico constitucional y republicano, respetuoso de la constitución política de Guatemala…” Más apellidos no le caben a un partido de la Ultra Derecha. Mucha redundancia y repetición, mucha equivocación, muy poca memoria histórica. 

Un grupo político resucitado, sin bases en la provincia, sin cuadros ni organización, que no se ha abierto a alianza alguna para esta segunda vuelta (lo cual habla de una autosuficiencia peligrosa que no llevará a hechos conciliadores si llegan al poder) quizá por un manejo vertical y poco inclusivo, pero incluso si llegan al Poder Ejecutivo su poca experiencia y mal manejo les pasará factura al toparse con el Poder Legislativo, donde sus 11 de 158 escaños no los hacen ni mayoría ni les dan poder. 

Resumiendo
La guerra más peligrosa, la política, que se topó hace cuatro años ya, lleva por armas la publicidad y las mentiras, desangra a Guatemala con la ignominia de tener 15 muertos diarios (por violencia) pero colocar más atención a los anuncios, ya nos cansó. Esta camada de presidenciables, ha confundido “Campaña” con “Publicidad”, en la segunda hay un producto a consumir, en la primera una ideología, y ocurre que se equivocan, muy a menudo (por no decir siempre), y nos dan publicidad, pero luego, nos hartamos de intentar consumir, ese producto falsificado, y comenzamos el ciclo vicioso de «buscar a otro que nos mienta mejor» ¿estaremos buscando en Jimmy un buen mentiroso o un hombre capaz?

Jimmy Morales, candidato presidencial guatemalteco: ¿es realidad o ficción? (II)
Comentarios