Interior destina una millonaria partida para mantener su sistema de espionaje

Fernando Grande Marlaska en rueda de prensa. / TW
Fernando Grande Marlaska en rueda de prensa. / TW

En diciembre de 2018 gastó 18.000 euros en recuperar los datos almacenados en 13 discos duros de Sitel.

Interior destina una millonaria partida para mantener su sistema de espionaje

El Gobierno ha negado espiar a través del sistema Pegasus a los políticos catalanes, no obstante anualmente se invierte una millonaria partida que le permite mantener actualizado el Sistema de Interceptación Legal de las Telecomunicaciones (conocido por sus siglas, Sitel). 

Por este la policía y la Guardia Civil pueden acceder, siempre bajo control judicial miles de llamadas y mensajes de investigados, para hacerse de información de su interés.


Quizás te pueda interesar

El juez plantea juzgar a Pujol, a su esposa y a sus hijos por organización criminal


Todos los jefes del despacho de Interior, de los últimos Gobiernos han destinado partidas cuantiosas en la materia.

Estos sistemas comenzaron a funcionar desde el 2001, durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Lo han seguido haciendo el Gobierno del PP, que de hecho, en su momento otorgó el contrato para su puesta en funcionamiento, valorado en 9,8 millones, a la empresa danesa ETI A/S. 

De esta manera Sitel comenzó a ser utilizado en el año 2004 en una operación antidroga en Pontevedra. Incluso, ese año el sistema permitió ubicar a los integrantes de la célula yihadista que cometió los atentados del 11-M.

A partir de allí, el nombre de la firma Sitel ha estado envuelta en escándalos como el del 2009, con el caso Gürtel, el PP, entonces en la oposición, lanzó una ofensiva contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por su utilización.

El PP calificó el programa de “ilegal e inconstitucional” y señaló a los socialistas de utilizarlo para tener “a la sociedad vigilada e interceptada”.

El tema fue a dar ante la justicia, donde le dieron el visto bueno a su utilidad. Tras salir a la luz pública, el espionaje con Pegasu al móvil del presidente del Parlament, Roger Torrent, y el dirigente de ERC Ernest Maragall, se ha criticado una vez más la utilidad de las Fuerzas de Seguridad a los sistemas de interceptación de comunicaciones. 

De hecho algunos voceros policiales consultados  por El País, reconocen la existencia de espionaje si bien conocían la existencia del programa espía y otro denominado Galileo, comercializado por la empresa italiana Hacking Team, rival de NSO, refieren que ni la Policía Nacional ni Guardia Civil los poseen y admiten a Sitel como su único sistema para intervenir conversaciones.

Por otra parte, desde el 2016, y tras unificar las plataformas de Policía Nacional y Guardia Civil, Interior comenzó a licitar el mantenimiento de Sitel en contratos quinquenales por 15 millones anuales  Además, durante el resto de los años, el despacho que hoy dirige Grande-Marlaska ha hecho otras inversiones puntuales para actualizar o reparar el sistema.

Por ejemplo, en diciembre de 2018 gastó 18.000 euros en recuperar los datos almacenados en 13 discos duros de Sitel. Dos meses antes, el actual ministro, Fernando Grande-Marlaska, aprobó el gasto de 6,2 millones para adquirir “el equipamiento y el software necesarios para dotar de capacidades avanzadas” a una de las herramientas del sistema, la “plataforma SILC”.

Con esta inversión, Interior aspiraba a “mitigar el efecto del cifrado en las comunicaciones de Internet” utilizadas por delincuentes y terroristas para burlar la vigilancia policial. @mundiario

Interior destina una millonaria partida para mantener su sistema de espionaje
Comentarios