El intento de entrada en Melilla, un punto sin control en la política migratoria

Migrantes tras el asalto. No se distingue entre los muertos y detenidos. / @NadorAmdh.
Migrantes tras el asalto. No se distingue entre los muertos y detenidos. / @NadorAmdh.
Mientras Marruecos se apresura a enterrar a los muertos, Argelia califica de "ejecuciones sumarias" el ataque contra los migrantes. Bruselas se limita a lamentar.
El intento de entrada en Melilla, un punto sin control en la política migratoria

Este fin de semana ha estado lleno de sucesos convulsos a nivel mundial. Cerca de España ocurrió un intento de parte de migrantes subsaharianos de entrar a la fuerza por la frontera de Melilla. Entonces ocurrió una respuesta por parte de las fuerzas marroquíes que ha dejado sin vida a 23 personas.

Durante el fin de semana se ha visto cómo las autoridades marroquíes se han apurado en intentar ocultar los cuerpos cavando 23 fosas en el cementerio de Nador durante el domingo. Las autoridades han determinado que los muertos han sido solo 23, aunque organizaciones civiles aseguran que han sido más. 

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) ha presentado la primera imagen de los obreros trabajando desde el sábado para cumplir con las órdenes del gobierno marroquí. La AMDH ha criticado la acción del gobierno luego de mover los cuerpos hasta la morgue y ahora planea enterrarlos sin que ha estos se les haya practicado una autopsia adecuada. “Sin investigación, sin autopsia, sin identificación, las autoridades buscan ocultar el desastre”, expresan en el comunicado.

La misma organización pide que sea investigado el suceso y si este pudo haber sido evitado por parte de las autoridades. Omar Naji, responsable de la asociación en Nador, expresa que el problema fue que las autoridades delimitaron una zona muy estrecha para identificar a los migrantes. Los mantuvieron allí por horas, bajo el inclemente sol y sin agua. 

La AMDH es la organización de mayor relevancia en la zona, también ha sido la encargada de difundir los primeros vídeos del suceso. En estos se ven a los migrantes tirados en el suelo tras la arremetida de balas, yacen inertes y es imposible distinguir quién sigue vivo o muerto. El suceso tuvo lugar este viernes, cuando entre 1.500 y 2.000 subsaharianos irrumpieron buscando la oportunidad de pasar a la fuerza por la valla. Policías, agentes de la zona y gendarmes respondieron con fuerza. 

Argelia denuncia

El gobierno argelino ha tachado las acciones de "auténticas ejecuciones sumarias" por parte de las autoridades marroquíes para evitar el paso de los migrantes por la valla de Melilla. "Las imágenes de esta carnicería son extremadamente impactantes", aseguró Amar Belani, enviado especial del Gobierno argelino para el Sáhara Occidental y los países del Magreb.

"Son una muestra de la brutalidad extrema y el uso desproporcionado de la fuerza que se asemejan en estas circunstancias a auténticas ejecuciones sumarias", agregó. Belani ha solicitado una investigación independiente tras responsabilizar al gobierno de Marruecos de lo ocurrido. 

"Estos trágicos hechos ponen en evidencia la violación sistemática de los derechos humanos por parte de un Estado que ha optado, por un lado, por explotar el fantasma de la inmigración con fines de chantaje político y, por otro, jugar el papel de policía en la externalización de la gestión de las fronteras exteriores de la Unión Europea", asegura. 

Para Belani, las imágenes que recorren las redes sociales sobre lo ocurrido son un duro golpe para la imagen del gobierno marroquí. "Estamos muy lejos del supuesto papel ejemplarizante dramatizado durante la celebración de la cumbre en Marrakech del Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular", estableció.

Por tal razón solicitó una investigación "independiente y transparente" al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para "depurar responsabilidades y esclarecer estos trágicos hechos que han resquebrajado el barniz del supuesto enfoque humanitario en la gestión de los temas migratorios".

Bruselas se lamenta

Ylva Johansson, comisaria de Interior de la UE, ha expresado su preocupación por el asalto de migrantes y el saldo de 23 muertos, pidiendo reforzar este tipo de fronteras internacionales. "Los acontecimientos de la frontera de Melilla son profundamente preocupantes. En primer lugar y más importante, por la pérdida de vidas humanas. En segundo, por el asalto violento, por la fuerza, a una frontera internacional que no se puede consentir", aseveró a través de Twitter.

Para Johansson, este tipo de tragedia "pone de manifiesto los motivos por los que necesitamos vías seguras, realistas y a largo plazo que minimicen los viajes desesperados y destinados al fracaso". @mundiario

El intento de entrada en Melilla, un punto sin control en la política migratoria
Comentarios