Un nuevo intento de salto a la valla de Melilla deja cinco migrantes muertos

Migrantes llegando al dispositivo de acogida tras cruzar la valla en Melilla. / RTVE
Migrantes llegando al dispositivo de acogida tras cruzar la valla en Melilla. / RTVE
Al menos unos 133 migrantes subsaharianos han conseguido ingresar a la ciudad autónoma, otro centenar de extranjeros y agentes de seguridad han resultado heridos.
Un nuevo intento de salto a la valla de Melilla deja cinco migrantes muertos

Unos cinco migrantes han fallecido tratando de cruzar la valla que separa a Melilla de Marruecos, en un intento masivo que ha dejado heridos a centenares de extranjeros, funcionarios marroquíes y guardias civiles españoles, con varios siendo tratados en centros sanitarios por lesiones de gravedad. Unos 133 inmigrantes han logrado cruzar hacia España, en el primer salto masivo desde el giro de España sobre el Sáhara Occidental.

Los reportes de los cinco hombres fallecidos lo han hecho las autoridades marroquíes de Nador, quienes informaron que han muerto por aplastamiento o por asfixia, después de que se desatara una avalancha y quedaran atrapados entre la multitud, que dejó unos 176 migrantes heridos (13 de gravedad) y a otros 140 policías marroquíes lesionados (cinco en condición grave).

Desde la madrugada más de 2.000 personas se estaban congregando para iniciar una expedición a las inmediaciones de la valla fronteriza, una información que fue advertida a las autoridades de ambas naciones horas previas al salto. La Delegación del Gobierno español informó de que unas 1.500 personas lograron acercarse "a pesar del amplio dispositivo desplegado por las fuerzas de seguridad marroquíes en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado de España".  

Alrededor de las 8:40 de la mañana un grupo de más de 500 subsaharianos rompió la puerta de acceso del puesto de control fronterizo con la cizalla, pero solo 133 personas pudieron pasar al otro lado. Desde entonces, los que han conseguido cruzar, todos hombres aparentemente mayores de edad, se han dirigido o han sido trasladados hasta el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Un millar de detenidos

Marruecos cifra en un millar los detenidos por la policía en el intento del salto. Los agentes marroquíes de diferentes partes del país intentaron contener la multitud, pero al final unas 133 personas consiguieron entrar en Melilla con una cizalla, que permitió el ingreso de la mayoría de los migrantes a través del Barrio Chino, uno de los cruces de Buena Vecindad que permanece cerrado.

Estos migrantes han conseguido saltar pasando por encima del techo del puesto de control de Barrio Chino, que permanecía cerrado desde el 13 de marzo de 2020. Del lado español, los servicios de emergencia han socorrido a 57 africanos que resultaron heridos junto a 49 guardias civiles lesionados. Unos tres migrantes han sido trasladados hasta el Hospital Comarcal.

De acuerdo con El País, testigos aseguran que poco menos de un centenar de sudaneses se concentraron en el CETI, quienes fueron recibidos a sus puertas por las decenas de migrantes sudaneses que habían estado alojándose en el centro desde este marzo.

Según informaron las autoridades marroquíes, muchos de los arrestados provinieron de los bosques cercanos a Nador, donde últimamente muchos emigrantes africanos se han congregado escapando del acoso de la Rabat. Supuestamente, Marruecos conoció que el grupo de migrantes llevaba días organizando el salto, pero pudieron enterarse poco antes de la magnitud del intento de cruce masivo.

En la madrugada se produjo un fuerte enfrentamiento entre la policía marroquí y el grupo de migrantes, que resultó en varias detonaciones de gases lacrimógenos en un intento por dispersar a la multitud. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que la colaboración de Rabat en el freno al salto “ha sido total”. @mundiario

Un nuevo intento de salto a la valla de Melilla deja cinco migrantes muertos
Comentarios