El favor de España a Argelia por Brahim Ghali le pasa factura

Brahim Ghali, líder del Frente Polisario. / @altamiranoMGL
Brahim Ghali, líder del Frente Polisario. / @altamiranoMGL

Aunque el Gobierno de Sánchez niega que el desencuentro con Marruecos haya sido por haber acogido al jefe del Frente Polisario, hoy enfrenta una situación migratoria muy crítica.

El favor de España a Argelia por Brahim Ghali le pasa factura

El secretismo con la que España acogió al jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha causado resquemor en Marruecos, no sólo por haber recibido al líder saharaui, sino por la forma en cómo ha sido recibido por supuestas “razones humanitarias”.

El jefe polisario, según medios españoles, ha sido internado en el hospital de Logroño, por una afección de coronavirus, pero, su caso no fue informado sino más bien descubierto por agentes de inteligencia marroquí.

El otro agravante, según la prensa, es que Ghali, se habría registrado con el nombre falso de Mohamed Benbatouch y una identidad argelina para evitar problemas con la justicia española, que le acusa de violaciones de los derechos humanos.

El ingreso de Ghali a España fue el pasado mes de abril, lo que habría desencadenado una masiva ola migratoria de marroquíes a territorio español, específicamente en Ceuta, donde hasta el presidente Sánchez ha anunciado su visita este martes, para intentar normalizar la intensa situación en ese país.

España ha sido enérgica al señalar como irregular los ingresos de inmigrantes, pero, ¿acaso no es también irregular que Ghali haya entrado al país con una identidad falsa?.

Pero, ¿por qué España acogió al líder Polisario en su país?. Según la revista francesa Jeune Afrique, Ghali llegó a España después de que Alemania se negara a acogerlo.

El primer ministro argelino, Abdelmajid Tebboune, habría intervenido para que ingresara en España. Según estas informaciones, el Gobierno español aceptó con el compromiso del presidente Pedro Sánchez de no ser investigado por la Audiencia Nacional, donde tiene abierta una causa”.

El gobierno español mantiene un hermetismo sobre este asunto y se ha limitado solo a decir en boca de la ministra de Relaciones Exteriores que “ha sido por razones humanitarias”, el recibimiento de Ghali.

La situación es tan delicada que desde Marruecos ya circulan mensajes amenazantes contra España, incluso desde las redes sociales por “acoger a un criminal”.

La preocupación de momento es el masivo movimiento de personas inmigrantes en las calles de Ceuta, ante un ambiente de cuidado por la asonada del coronavirus, mientras que el Gobierno español ha enviado tropas militares a la zona para concretar la devolución de inmigrantes, que hasta el último reporte habían regresado a unos 2700. @mundiario

El favor de España a Argelia por Brahim Ghali le pasa factura
Comentarios