'España en discordia', una reflexión de alto contenido político para mentes analíticas

José Luis Méndez Romeu. / Mundiario
José Luis Méndez Romeu. / Mundiario
El libro comprende el periodo de 2017 a 2020, tres años de intensa actividad política, realmente más conspirativa que creativa. / Prólogo
'España en discordia', una reflexión de alto contenido político para mentes analíticas

España en discordia. / Mundiediciones

Portada de España en discordia. / Mundiediciones

Ninguna definición mejor que el propio título de este libro, España en discordia, para intentar explicar lo inexplicable: la continuada deriva suicida de la actual política española, empeñada en destruir los fundamentos institucionales que permitieron construir el más dilatado tiempo de progreso y bienestar de toda la historia moderna de nuestro país. Un título que además se ajusta perfectamente al contenido del libro, que en la diversidad de temas que disecciona, con sus análisis y conclusiones, va construyendo una crónica argumentada de la irresponsable resurrección de todos los problemas históricos de nuestro pasado, sin que este empeño responda a una mayoritaria demanda social.

Subyace como hilo conductor del pensamiento del autor, un fatalismo histórico que plasma magistralmente en un artículo del año 2018 titulado “Condenados a no entendernos”, posiblemente el más premonitorio diagnóstico que se ha publicado en la prensa española del devenir de los acontecimientos, que inevitablemente nos llevan a la desaparición del consenso, entendido como instrumento final de la dialéctica política y en consecuencia al inevitable resurgir del frentismo divisor de la sociedad, que tan amargos resultados produjo en nuestro pasado.

En el autor, José Luis Méndez Romeu, concurre una muy brillante y dilatada experiencia política, ejercida en todos los ámbitos del Estado actual: local, autonómica y estatal, trayectoria ejecutada tanto a nivel institucional como partidaria en los más altos niveles de responsabilidad. Pero este bagaje, reconocido por los propios y más aun por los adversarios, se construyó gracias a un sólido fundamento, que no es otro que la talla intelectual y la consiguiente capacidad de análisis que acompañan al autor, un político que es una casi solitaria excepción en el desafortunado páramo de formación y conocimientos de la que adolecen gran parte de los nuevos cuadros de responsables públicos, forjados en su mayoría en las plantillas partidarias y carentes de toda experiencia profesional, laboral o académica.

El libro comprende el periodo de 2017 a 2020, tres años de intensa actividad política, realmente más conspirativa que creativa, en la que los tímidos intentos de normalización en los asuntos de gobernanza se vieron desafortunadamente lastrados por la aparición de la pandemia, que introdujo un escenario permanente de excepcionalidad y centró las inquietudes populares en el miedo al contagio y a los peligros de la enfermedad, así como en las desastrosas consecuencias económicas y sociales derivadas de los obligados confinamientos, cierres y paralizaciones de industrias y comercios.

El libro comprende el periodo de 2017 a 2020, tres años de intensa actividad política, realmente más conspirativa que creativa

Un trienio, como diría un castizo, de campeonato. Además del Covid-19, han proliferado virus políticos que han puesto en peligro la estabilidad institucional del Estado, han amenazado la propia continuidad del proyecto nacional de España y han intentado mandar a la UCI el ejemplar proceso de la Transición, otorgándole el protagonismo y la iniciativa del devenir del debate político, a fuerzas rupturistas contrarias precisamente a estos tres fundamentos citados de nuestra convivencia: la Constitución, la Unidad de España y la Reconciliación Nacional, surgiendo así nuevamente todos los fantasmas de un pasado, que ingenuamente considerábamos ya superado, debiéndose paradójicamente en gran medida la propagación de estos males a la mutación sufrida en sus pactos y políticas por uno de los hasta ahora pilares del proceso democrático, como es el PSOE encabezado por Don Pedro Sánchez Pérez.

El día a día de los acontecimientos, tanto en España como en el mundo, con especial atención a Europa, los enmarca José Luis Méndez en una tarea estilísticamente difícil, como es la de abstraerlos de su inmediatez y proyectarlos al futuro a través de un análisis riguroso del alcance de sus consecuencias y de las causas de su existencia. En mi opinión ésta es la gran aportación del libro. No se convierte en una mera relación de hechos o personajes, sino que previene de la existencia repetida de errores y carencias que al convertirse en endémicos ponen en peligro la salud democrática de nuestra sociedad.

Por ejemplo, el autor nos alerta de la corrupción, pero no simplemente enunciando los sucesos reprobables o las mutuas acusaciones que al aflorar los casos de corrupción impregnan el debate político. José Luis Méndez va más lejos. Extrapola personajes y siglas partidarias, para denunciar las causas y carencias legales que facilitan la comisión de estos delitos y sobre todo llama la atención sobre el daño que estos hechos producen en la opinión pública y avisa de la desafectación que hacia la política puede originar en España la corrupción, tal como sucedió en Italia. Y así sucesivamente. Los acontecimientos de Cataluña le sirven para reflexionar sobre la realidad territorial española e incluso, en una aportación novedosa, remarca las diferencias tácticas, que no estratégicas, existentes entre los nacionalismos vasco y catalán, una apreciación políticamente de gran calado, que hasta ahora pocas veces se había puesto en evidencia.

Una parte importante del libro intenta mas que explicar, comprender, como ha sido posible que el PSOE para alcanzar el poder, haya roto con su propio pasado, abandonando su posición reformista y estableciendo una política de alianzas que desmantela todo el entramado institucional puesto en pie en la Transición

Una parte importante del libro intenta mas que explicar, comprender, como ha sido posible que el PSOE para alcanzar el poder, haya roto con su propio pasado, abandonando su posición reformista y estableciendo una política de alianzas que desmantela todo el entramado institucional puesto en pie en la Transición, impulsando así una división frentista en la sociedad española, de la que inevitablemente sacaran provecho, como siempre ha sido, los extremos de uno y otro signo.

Un prólogo es sencillamente la ceremonia escueta de introducir al lector en el libro, pero nunca intentando suplir la íntima emoción de la lectura y las muy personales sensaciones que la misma genera. Pero en este caso, permítanme subrayar entre los incontables merecimientos de la España en discordia una última consideración que refuerza la importancia de su indiscutible calidad histórica. Su último apartado titulado “Visiones del Mundo”, constituye uno de los mejores compendios de análisis y explicación de la geopolítica actual. No se trata de saber que pasó, sino algo mas importante como es saber el porqué está pasando. La crisis generalizada de la socialdemocracia, o el proyecto apartidista de Macron o la eterna pugna por salir al Mediterráneo de Rusia, son algunas de las lecciones que nos da el autor de cómo, siempre en el contenido de la noticia de actualidad, debemos saber leer el contexto histórico, geográfico e ideológico, conociendo el ayer, para así poder prever el mañana. Algo que José Luis Méndez hace magistralmente.

Para el prologuista no constituye una sorpresa la indudable aportación histórica y política que para el conocimiento de este tormentoso presente, representa el presente libro. Durante muchos años el autor y yo fuimos compañeros en la gestión pública, compartiendo un proyecto político que gozó del beneplácito mayoritario de los ciudadanos. Ese tiempo me permitió ser testigo privilegiado de sus muchas virtudes, nacidas todas ellas del rigor con el que supo alimentar su espíritu, desde el estudio y el trabajo.

Este libro es un fiel reflejo de mi afirmación última. Una columna periodística que se ha transformado en un ensayo histórico escrito desde la verdad y el rigor. Una reflexión de alto contenido político que nos permite conocer, no solo un periodo concreto del presente, sino también el alcance que los acontecimientos sucedidos puedan tener en la construcción del futuro, el cual José Luis Méndez nos recomienda que debería ser construido recuperando las claves de diálogo y acuerdo que en la Transición nos permitieron arrumbar la endémica crispación de la política española. @mundiediciones

'España en discordia', una reflexión de alto contenido político para mentes analíticas
Comentarios