¿Es venganza cumplir y hacer cumplir Ley y Constitución vulneradas?

Indultos 1_FotoSketcher (640x480)
Sánchez, dispuesto al indulto
El primero que dijo que la sentencia que recayó sobre los acusados de "procès"  fue venganza como ahora alude Sánchez fue Junqueras, seguro de que no cometió delito alguno 
¿Es venganza cumplir y hacer cumplir Ley y Constitución vulneradas?

¿Considera el doctor Pedro Sánchez que el respeto a la Ley y a la Constitución son valores constitucionales? ¿Es venganza cumplir y hacer cumplir la Ley a quienes no se arrepienten de sus delitos, no los reconocen e insisten en que están dispuestos a perseverar en los mismos?  Con el habitual tono teatral, dramático, con que con frecuencia protagoniza sus apariciones, aquel mismo que decía que los episodios de Cataluña que llevaron a la cárcel a los dirigentes del procés fueran “un delito de rebelión”, y más tarde que deberían cumplir íntegramente las penas, nos sorprende ahora con una rebuscada justificación de los indultos, con el informe en contra de la fiscalía del Tribunal Supremo, de momento.

El informe de los fiscales dejo las cosas claras "Lo que sucedió en Cataluña en 2017 no fue una sedición al uso, fue mucho más que una grave alteración del orden público, dado que con el decidido propósito de declarar la independencia y segregar esa parte del territorio del Estado proclamando una nueva república (lo que no consiguieron), se produjo un alzamiento institucional desde los poderes legalmente constituidos de esa comunidad autónoma".

Indultos 2 b (640x480)

Los fiscales dicen que con el indulto no se puede negociar

Conviene que Sánchez advierta que el espíritu de la Constitución excluye de la concesión del indulto a los miembros de un gobierno que acometieron "un deliberado y planificado ataque al núcleo esencial del Estado democrático, tratando de evitar así que esta medida de gracia pueda operar, lejos de los parámetros de justicia, como moneda política de cambio en el campo de las negociaciones para la obtención de apoyos parlamentarios". Que es lo que es.

¿Cumplir la ley es venganza?

¿De dónde saca Sanchez que cumplir y acatar las sentencias por hechos graves “sea venganza”? Lo ha sacado de Junqueras, que es quien lo dijo primero. Lo disfraza bien. Dice que la decisión de si concede los indultos a los presos independentistas la tomará guiándose por los valores "constitucionales de la concordia, el diálogo, y por la superación de la crisis que desgarró la sociedad catalana, y no por venganza ni revancha", y hay que mirar al futuro. Ya vemos que en Cataluña sus consocios independentistas lo hacen en la misma dirección que los próximamente indultados.

Resulta casi obsceno que aluda a los “valores constitucionales” para sacar de la cárcel a los mismos que tan repetidamente los vulneraron, y que no sólo no se han arrepentido de ello, sino que están dispuestos a repetirlos.  Esta frase de Sánchez resulta de tal impudicia que resulta casi cómica cuando afirma que sus futuras acciones van a estar presididos por lo más importante para él: que se respeten los valore constitucionales, que vienen a ser “lla concordia, el entendimiento, el diálogo, el respeto a las leyes, la Constitución y la legalidad, donde siempre se ha movido el Gobierno de España".

Pero, ¿no decía hace nada, que los presos del procés deberían cumplir íntegramente las condenas y que en modo alguno eran presos políticos, como decía su consocio Pablo Iglesias, en aquellos tiempos en que tenerlo cerca le perturbaba el sueño?

la-defensa-de-los-presos-del-proces-se-come-los-fondos-de-los-partidos-soberanistas (640x480)

Una campaña permanente de apoyo a los presos

Sin aludir al informe de la Fiscalía del Supremo, y en la línea reciente, cuando precisaba los votos de los independentistas para colocarse y seguir en la Moncloa, y se sacó de la manga que había que “desjudicializar el conflicto catalán”, ahora dice que hay que restañar fracturas y construir convivencia. Y como su estuviera dispuesto a tener en cuenta lo que le diga el Supremo, anuncia el estudio caso a caso de los penados antes de decidir lo que sus consocios le pusieron sobre la mesa el mismo día que pactaron y renovaron los pactos. Lo que está clara es la reforma del Código Penal a la carta, para rebajar las penas por el delito de sedición, sin que se vislumbre que se incluya como delito la convocatoria de referendos ilegales que sacó de aquel Zapatero, luego de que lo hubiera introducido Aznar.

Invocar la Constitución

No deja de ser curioso, ahora que Sánchez invoca la Constitución, recordar los razonamientos de la fiscalía del Supremo contra los indultos: "La enorme gravedad" de los hechos, sin que existan razones de justicia, equidad o utilidad pública" al tiempo que advertían “que los indultos no pueden utilizarse como moneda política de cambio" para la obtención de apoyos parlamentarios". Como es evidente. Ante la evidencia de para qué se va a otorgar, dicen los fiscales que el “indulto no es una medida prevista para satisfacer intereses políticos coyunturales, y que de manera arbitraria pueda concederse con carácter general ante la mera discrepancia con el tenor de la sentencia o la pura conveniencia de una situación política global".

Se advirtió en los condenados sobre los que Sánchez derramará su benevolencia "una falta de lealtad democrática sin precedentes", el rechazo a la legalidad constitucional y la reiterada y contumaz deslegitimación de la actuación jurisdiccional, alegando su condición de presos políticos, denunciando que son objeto de persecución por sus ideas políticas y cuestionando la imparcialidad del poder judicial". Por si fuera poco, los fiscales se oponen a los planes del Ejecutivo para modificar en el Código Penal los delitos de sedición y rebelión para adecuarlos a los ordenamientos jurídicos europeos. A su juicio, la legislación de Francia, Italia o Bélgica incluye delitos similares y "es evidente que los hechos por los que han sido condenados son delictivos en todos los estados de la UE".

¿Es venganza cumplir y hacer cumplir Ley y Constitución vulneradas?
Comentarios