El "efecto Schulz" apenas le duró un par de semanas al SPD en Alemania

Martin Schulz (centro), líder del SPD. / Twitter
Martin Schulz (centro). / Twitter

El candidato a la cancillería por los socialdemócratas y exjefe de la Eurocámara ha empezado a perder fuerza en los sondeos. Merkel sigue firme en la cima.

El "efecto Schulz" apenas le duró un par de semanas al SPD en Alemania

El Sozialdemokratische Partei Deutschlands (SPD, Partido Socialdemócrata de Alemania) encumbró a Martin Schulz como su salvador ante la renuncia de Sigmar Gabriel a la jefatura del partido y la candidatura a la cancillería por el mismo, ahora en manos de Schulz. El exjefe de la Eurocámara irrumpió con fuerza en los primeros sondeos apenas días después de su nombramiento y parecía que el SPD empezaría a remontar vuelo tras varios de incontables y humillantes derrotas a manos de Angela Merkel y el Christlich Demokratische Union Deutschlands (CDU, Unión Democristiana). Sin embargo, con la cabeza fría y la euforia inicial del nombramiento casi apagada, un nuevo sondeo publica que la imagen del experimentado político ha empezado a perder fuerza.

Un estudio publicado por el diario alemán Bild muestra que el denominado “efecto Schulz” ha perdido fuerza en el electorado y su porcentaje de intención de voto se ha caído al 32%. Se mantienen eso sí cercanos a Merkel, quien sigue inamovible en el primer lugar, por lo que lo llamativo de esta estadística es que es la primera vez que disminuye desde que el SPD cambió de líder.

El ranking de partidos lo complementan la Alternative für Deutschland (AfD, Alternativa para Alemania), con un 9%; Die Linke (La Izquierda) con un 8% y Die Grüne Alternative (La Alternativa Verde) con un 7%. Después de ellos viene un séquito de pequeños partidos que en conjunto suman solamente el 5%.

Misión casi imposible

La encuesta del sensacionalista medio alemán también refleja que apenas un 36% del electorado alemán cree que Schulz tiene opciones reales de arrebatarle la cancillería a Merkel. Un 50% de los alemanes ve prácticamente imposible que el jefe del SPD se convierta en canciller. Incluso dentro del mismo SPD apenas un 56% de los militantes del partido lo ven como ganador de los comicios de septiembre.

Agregado a ello, el anuncio del batallado político de 61 años de ser el candidato que represente a la clase trabajadora fue calificado como “poco creíble” por el 57% de la muestra del sondeo. Un 36% calificó la misma oferta como “creíble”. Dentro del mismo SPD la oferta fue bien recibida por dos tercios de la militancia.

El "efecto Schulz" apenas le duró un par de semanas al SPD en Alemania
Comentarios