Buscar

MUNDIARIO

EE UU asegura que no reconocerá los resultados de las elecciones en Venezuela

Un alto funcionario del Departamento de Estado ha dejado claro que el gobierno de Donald Trump no dará crédito a un presidente elegido en unos comicios “ilegítimos”.

EE UU asegura que no reconocerá los resultados de las elecciones en Venezuela
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Estados Unidos continúa moviendo sus piezas para presionar al régimen de Nicolás Maduro. La nación norteamericana ya había expresado su repudio a la convocatoria de elecciones en el país caribeño impuesta por la Asamblea Nacional Constituyente chavista para antes del próximo 30 de abril, y este viernes un alto funcionario del Departamento de Estado ha dejado claro que el gobierno del republicano Donald Trump no dará crédito a un presidente elegido en unos comicios “ilegítimos”.

Según el portavoz, que habló con reporteros bajo condición de anonimato, las venideras votaciones no cumplen los requisitos de ser “libres, justas, creíbles y transparentes”. “Nuestra posición y la posición de la comunidad internacional es muy clara. Estas elecciones serán ilegítimas, los resultados no serán reconocidos”, señaló el representante a los periodistas en Washington.

Asimismo, el funcionario fue enfático al afirmar que “Estados Unidos no se quedará sin hacer nada mientras el pueblo de Venezuela sigue siendo víctima” del régimen de Maduro y su cúpula chavista, al tiempo que dejó ver la posibilidad de aplicar nuevas y más severas sanciones económicas contra el mandatario bolivariano y sus compañeros.

 

Este es el tercer pronunciamiento de la nación estadounidense en tres días para condenar la decisión del poder plenipotenciario del país –controlado por el chavismo- y respaldada por el Poder Electoral. “La decisión de la ilegítima Asamblea Constituyente de convocar elecciones anticipadas, incluso con las negociaciones en marcha entre la oposición y el régimen de Maduro, mina esas conversaciones y mina la capacidad del pueblo venezolano de participar significativamente en abordar las múltiples crisis que ha causado el régimen de Maduro”, añadió el portavoz del Estado.

En la misma línea se expresó la embajadora del país ante la ONU, Nikki Haley, quien emitió este jueves un comunicado en el que afirma que “al convocar a elecciones presidenciales repentinas, el dictador Maduro y su fraudulenta Asamblea Constituyente le están mostrando al mundo que nunca tuvieron la intención de permitir que el pueblo de Venezuela haga que se escuche su voz”.

Además, el senador republicano Marco Rubio y el demócrata Bob Menéndez, pidieron al presidente Trump que ordene a Haley solicitar una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la situación de Venezuela y que el organismo designe a un enviado especial para las cuestiones venezolanas.

La tensión sigue creciendo en el país caribeño. Ahora, a la presión internacional se suma una crisis dentro del panorama electoral, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia decidiera anular a la Mesa de la Unidad Democrática como partido opositor para las venideras elecciones, y el Poder Electoral –siguiendo las órdenes de la ANC- sacara de la jugada a la formación Voluntad Popular, liderada por el dirigente encarcelado Leopoldo López y una de las más grandes de la región. @mundiario