Diego Calvo, dirigente del PP: "Defiendo un galleguismo integrador y soy liberal y reformista"

Diego Calvo. / Mundiario
Diego Calvo. / Mundiario
Este sábado será reelegido presidente del PP provincial de A Coruña y se considera dirigente de un partido "homologable" a las derechas modernas de los países desarrollados europeos.
Diego Calvo, dirigente del PP: "Defiendo un galleguismo integrador y soy liberal y reformista"

Diego Calvo ve posible que el PP pueda frenar la extrema derecha en toda España, como ya hace en Galicia. En esta entrevista concedida a MUNDIARIO, a unos días de ser reelegido este sábado líder del PP coruñés, asegura que defiende "un galleguismo integrador" y se considera "liberal y reformista", dirigente de un partido "homologable" a las derechas modernas de los países desarrollados europeos. Diego Calvo es presidente del PP provincial de A Coruña y en la ejecutiva del que preside Pablo Casado es el secretario de Política Territorial. También es vicepresidente del Parlamento de Galicia.

– Su previsible reelección como presidente del PP provincial de A Coruña revalida su influencia en el partido y, dado el peso de su provincia en Galicia, ¿qué dimensión política puede tener en clave gallega?

– Es indudable que Coruña tiene un peso específico dentro de Galicia. Sumamos cerca de la mitad de la población, aportamos cerca de la mitad del PIB y eso supone un peso muy importante. Con esto no quiero decir que esta influencia vaya a condicionar nada, pero sí que, indudablemente, una provincia como Coruña siempre va a formar parte de las decisiones que se tomen en la política, en la sociedad o en cualquier empresa.

– El presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, le felicitó en público por el resultado del PP en A Coruña en las elecciones autonómicas de 2020. ¿Qué traducción tuvo esa felicitación a la hora de componer el Gobierno gallego? 

– Durante la campaña hubo, como hay casi siempre, un margen de incertidumbre sobre cuál será el resultado final. Y, por supuesto, siempre hay ganas de sacar los mejores resultados posibles. El objetivo de llegar a 14 diputados nos lo planteamos, por supuesto, también en las anteriores elecciones autonómicas, pero siempre sabiendo que era un objetivo muy ambicioso. Lo conseguimos y fue un gran resultado, también la primera vez que se produjo en la historia y fruto de eso, en ese contexto, tuvo lugar la felicitación del presidente, que siempre nos ha tenido en cuenta a la hora de tomar decisiones y siempre ha hecho que nos sintiéramos parte de su proyecto. Dicho esto, la época de las cuotas ha pasado, y de lo que se trata es de que haya un gobierno bueno y de que la gente sea buena en su puesto y en sus responsabilidades, con independencia del lugar de nacimiento de los conselleiros.

En las autonómicas, en A Coruña el PP ganó en 92 de los 93 ayuntamientos, con casi el 50% de los votos 

– ¿Hasta qué punto considera extrapolable el resultado de las autonómicas de 2020 en las próximas elecciones municipales? ¿Ve posible recuperar para el PP las alcaldías de las tres principales ciudades de la provincia y de la Diputación?

– De cara a las nuevas elecciones, el espejo en el que nos tenemos que mirar es el de las elecciones autonómicas, que hemos ganado en 92 de los 93 ayuntamientos, con casi el 50% de los votos. En consecuencia, deberíamos poder gobernar en muchos más ayuntamientos. Es indudable que en todos y cada uno de los ayuntamientos el candidato no va a ser Alberto Núñez Feijóo, pero lo que sí demostraron las últimas elecciones es que en todos los ayuntamientos de la provincia de A Coruña hay gente dispuesta a votar al PP si tenemos un buen candidato, un buen equipo e ilusión por lo que hacemos. Por lo tanto, el objetivo es recuperar muchas alcaldías y, por supuesto, luchar por tener un alcalde en las tres ciudades. También, claro, queremos recuperar la Diputación de A Coruña. Esos son los objetivos que tenemos fijados a día de hoy de cara a las elecciones municipales. 

– ¿Qué influencia real tiene el PP de A Coruña en el PP en España?

– La influencia real es tener un hilo directo con la dirección nacional. A Coruña siempre, o por lo menos en muchas ocasiones, ha contado con representación en la dirección nacional, y en esta ocasión yo tengo el orgullo de formar parte de esa dirección como secretario de área y con una relación muy directa tanto con el secretario como con el presidente. Esto desde luego se tiene que notar, y se tiene que notar en el momento en que el partido tome decisiones: el peso de Galicia y el de Coruña tiene que estar presente y no podemos ser un territorio de espaldas a los centros de decisión. 

– Dentro de las distintas sensibilidades que tiene el PP en España y en Galicia, ¿en qué coordenadas se sitúa usted si las referencias son, por ejemplo, el galleguismo y el neoliberalismo? ¿O liberalismo y conservadurismo?

– Me gusta pensar que defiendo un galleguismo integrador. Soy ciudadano de Coruña, de Galicia y de España. Me siento coruñés, gallego y español. Y me siento identificado plenamente en el sistema que tenemos aprobado para España. Soy liberal y reformista.

La derecha del PP en España es una derecha moderna que coincide en muchísimas cosas con la derecha moderna de países europeos

– ¿Considera homologable la derecha del PP a la derecha liberal, democristiana y conservadora de otros países europeos?

– Yo creo que la derecha del PP en España es una derecha moderna que coincide en muchísimas cosas con la derecha moderna de países europeos, aunque también pueda haber diferencias. Somos una derecha moderna, una derecha que cree en las personas, y hoy en día perfectamente homologable a las derechas modernas de los países desarrollados europeos.

– En Galicia –también en A Coruña, su provincia–, el PP ha frenado el desarrollo de la extrema derecha. ¿Por qué lo que es posible en Galicia no lo es en el resto de España?

– Yo creo que sí que es posible, y de hecho lo estamos consiguiendo. Las últimas encuestas evidencian, y los resultados en Madrid así lo demostraron, que había un partido que nos estaba sacando muchos votos, y el PP ha crecido prácticamente lo mismo que ha perdido Ciudadanos. Es cierto que sigue existiendo un partido más a la derecha que el Partido Popular, y yo creo que con el paso del tiempo todas esas posturas se irán clarificando y acabaremos confluyendo en un único partido, como ya hemos hecho antes. Estoy seguro de que esta sería la postura más inteligente, si no queremos que gobierne la izquierda, y desde luego esto es más fácil de conseguir desde una posición de gobierno que desde la oposición… Creo que vamos en el buen camino y no debemos cejar en el empeño.

No creo que los gallegos estén pendientes de si estamos dispuestos a negociar una modificación del Estatuto

– El PSdeG - PSOE ha planteado la conveniencia de una reforma del Estatuto de Autonomía de Galicia, para actualizarlo. ¿Comparte usted esa iniciativa, que para salir adelante exige un consenso amplio?

– Yo creo que el PSdeG intenta siempre plantear problemas que no están en la mente de los ciudadanos. A día de hoy, tenemos una situación económica muy preocupante para muchas empresas, estamos inmersos en muchos problemas… en una crisis industrial realmente grave en Galicia debido a las decisiones que se toman fundamentalmente en algunos ministerios, y creo que eso es lo que realmente le preocupa a la gente. A la gente le preocupa saber si va a quedarse sin su empleo, saber si va a tener prestación de desempleo… y sinceramente no creo que estén pendientes de si estamos dispuestos a negociar una modificación del Estatuto. Por lo tanto, yo le pediría al partido socialista que tuviera más los pies en la tierra, que se preocupase más por los problemas de los gallegos, que defienda más nuestros intereses y que desde luego no busque abrir nuevos debates que no están ahora mismo entre las principales preocupaciones de la sociedad. 

– ¿Cuáles serían sus principales claves políticas para la sanidad, la educación y la modernización económica de Galicia? Podemos ir por partes.

– La crisis de la covid ha venido a cambiar muchas prioridades. Hemos visto que la sanidad es fundamental y nosotros vemos que el Gobierno de la Xunta lo ha hecho francamente bien durante estos años. El 80% de los recursos de los presupuestos anuales van dedicados a políticas sociales y, por tanto, está clara la apuesta del Gobierno del Partido Popular de Galicia en su forma de trabajar. Hemos renovado, o estamos renovando, todos los hospitales de referencia de Galicia y estamos trabajando en los nuevos retos que se nos plantean y se nos presentan desde la atención primaria. El trabajo que se ha desarrollado en los últimos años es el camino, la guía, que tenemos que seguir.

– ¿En Educación...?

– Y en Educación, exactamente lo mismo. Las cifras y los indicadores de todas las encuestas así lo demuestran. El trabajo que se hace en Galicia es el bueno, muy diferente además al que practica el Ministerio de Educación en Madrid. Yo creo que hay que primar el esfuerzo, hay que tener libertad para poder elegir un centro… y creo que es bueno seguir apostando, como se hace en Galicia, por una Formación Profesional que ya está dando sus frutos. Aquí hemos trabajado por la Formación Profesional cuando nadie creía en ella y hemos alcanzado un nivel realmente bueno. Ahora lo están haciendo en toda España, y eso significa algo.

– ¿Y en la modernización económica...?

En cuanto a la modernización económica, es verdad que Galicia es mucho más industrial de lo que la gente cree… Contamos con un porcentaje de industria superior a la media española y, aunque es verdad que en los últimos tiempos estamos sufriendo reveses debido a una serie de medidas impuestas por el Gobierno socialista de Sánchez, que están poniendo en peligro muchos sectores industriales, creo que debemos seguir apostando por la industria. Un país sin industria (lo hemos visto en el último año y medio) tiene muchas más dificultades cuando sobreviene alguna crisis o cuando vienen mal dadas… Por tanto, lo inteligente y necesario es fomentar el asentamiento industrial, fomentar el peso de la industria en la economía, fomentar que las empresas que están aquí se queden y, sobre todo, que no tengan que cerrar por decisiones ideológicas. Estamos hablando ahora mismo de miles de puestos de trabajo en peligro en la industria gallega por decisiones que toma el partido socialista, y que son decisiones ideológicas. Creo que ese es el primer punto que hay que atajar, cambiar y sacar esa losa que pesa sobre miles de puestos de trabajo. A partir de ahí, debemos continuar apostando por muchos de los sectores y empresas que ya están asentadas y seguir atrayendo otras. 

– A nivel personal, una vez reelegido presidente provincial del PP de A Coruña, ¿cuáles son sus objetivos? ¿Seguirá como vicepresidente del Parlamento? ¿Piensa en Madrid? ¿Tal vez en A Coruña? ¿O en Galicia?

– Una vez que pase el Congreso Provincial, si todo sale bien, como parece indicar, el siguiente objetivo que nos plantemos son las elecciones municipales. Creo que hay que trabajar mucho el partido, buscar buenos candidatos y buenos equipos. Eso exige una dedicación al 100%. No podemos tener la cabeza en otro sitio si queremos acertar. Por tanto, los proyectos que tengo en mente pasan por preparar las municipales para sacar los mejores resultados posibles. No hay otra preocupación ahora en el Partido Popular de Coruña. @J_L_Gomez

Alberto Núñez Feijóo y Diego Calvo. / Mundiario
Alberto Núñez Feijóo y Diego Calvo. / Mundiario
Líder del PP en A Coruña, también forma parte de la dirección de su partido en Galicia y en España
Diego Calvo Pouso (San Sadurniño, A Coruña, 1975) es licenciado en Ciencias Económicas –especializado en Hacienda Pública y Sistema Fiscal– y Máster en Desarrollo Local y Comarcal. En 2009 fue el primer delegado territorial único de la Xunta de Galicia en la provincia de A Coruña, en el período 2009-2013 fue presidente del consejo de administración de Xestur en A Coruña y en 2011 fue elegido presidente de la Diputación Provincial de A Coruña, puesto que ocupó hasta el año 2015. En febrero de 2003 accedió al Parlamento de Galicia y continuó como diputado de la oposición entre 2005 y 2009. Fue portavoz del PP en las comisiones de Juventud, en la de la Compañía de la CRTVG y en la de Vivienda, y vocal en las comisiones de Economía, Pesca y Marisqueo y en la del Consello de Contas. Desde 2006 hasta 2009 fue vicesecretario general del PP de Galicia. Actualmente es el presidente provincial del Partido Popular en A Coruña y vicepresidente del Parlamento de Galicia. A punto de revalidad su condición de líder del PP coruñés, forma parte de la dirección de su partido en Galicia y en España. @mundiario

 

Diego Calvo, dirigente del PP: "Defiendo un galleguismo integrador y soy liberal y reformista"
Comentarios