La derecha podría alcanzar la mayoría absoluta por primera vez desde el 23-J

Alberto Núñez Feijóo, Cuca Gamarra, Esteban González Pons y Elías Bedondo. / PP
Alberto Núñez Feijóo, Cuca Gamarra, Esteban González Pons y Elías Bedondo. / PP
El PSOE muestra signos de debilitamiento debido a los acuerdos con el independentismo, según el último barómetro de diciembre de El País y la SER.
La derecha podría alcanzar la mayoría absoluta por primera vez desde el 23-J

Durante los últimos tres meses, se ha observado un lento deterioro, a medida que aumentaba la agitación política en torno a la amnistía, hasta llegar a un punto de inflexión: por primera vez desde las últimas elecciones generales, la derecha podría lograr la mayoría absoluta en caso de un retorno a las urnas. Aunque la polémica sobre los pactos de Pedro Sánchez con el independentismo catalán no genera grandes cambios en la intención de voto, sí es suficiente para alterar los resultados del 23-J, según el barómetro de diciembre de 40dB. para El País y la Cadena SER.

El rechazo mayoritario a la amnistía a los encausados por el procés afecta al PSOE en la franja más moderada de su electorado. El último mes ha sido testigo de significativas protestas contra el Gobierno, con manifestaciones masivas impulsadas por la derecha y protestas diarias frente a las sedes socialistas. El trabajo de 40dB. revela desgaste en las fuerzas del Gobierno y, en contraste, un fortalecimiento del PP y de Vox. Aunque los movimientos en comparación con el barómetro anterior de noviembre son moderados, las fuerzas de derecha ganan terreno, mientras que el PSOE experimenta pérdidas.

Lo más destacado para el partido de Alberto Núñez Feijóo es que ha experimentado aumentos constantes desde julio, alcanzando actualmente el 35% de los votos, casi dos puntos más que en las elecciones, y 147 escaños, diez más que en la actualidad. Vox se mantiene como la tercera fuerza, en estrecha competencia con Sumar, obteniendo el 11,5% de los votos y 30 diputados, nueve décimas y tres representantes en el Congreso menos que en el 23-J. Con estas cifras y el parlamentario que retendría Unión del Pueblo Navarro (UPN), la derecha reuniría 178 escaños, dos más que la mayoría absoluta.

La ventaja del PP sobre el PSOE, que fue de 1,4 puntos en julio, ha crecido a 4,5 en este último barómetro de 40dB., impulsada más por el avance de los populares que por el retroceso de los socialistas. En unas posibles nuevas elecciones, el partido de Sánchez obtendría el 30,5% de los sufragios y 119 diputados, 1,2 puntos y dos escaños menos que los resultados del 23-J. Estas cifras parecen ser una consecuencia directa del fuerte rechazo a la amnistía, confirmado por el trabajo demoscópico.

El desgaste principal para el PSOE se concentra en la franja más centrista de su electorado. Casi el 6% de quienes apoyaron a Sánchez en julio afirman que ahora votarían por Feijóo. Los populares logran captar votantes tanto de Vox como de la izquierda, presentando la mayor fidelidad en su electorado, el 90%, frente al 85% de Vox, el 80% de Sumar y el 75% del PSOE.

En los barómetros desde las elecciones, se había observado un trasvase de votos de Sumar al PSOE. En el último mes, esta tendencia ha disminuido, pasando del 8% al 5,5%. Sumar, a pesar de las tensiones internas recientes, apenas retrocede cuatro décimas. Sin embargo, en comparación con julio, retrocedería 1,1 puntos, con seis diputados menos.

En el ámbito nacionalista, la encuesta reafirma la hipótesis del mes pasado de que Junts superará a ERC y recuperará la hegemonía del independentismo. Ambos partidos estaban empatados a siete escaños, aunque Esquerra obtuvo más votos en el 23-J. Junts, como nuevo interlocutor privilegiado del Gobierno, sumaría ahora un diputado más. En el País Vasco y Navarra, EH Bildu mantendría su ventaja sobre el PNV, con seis escaños el primero y cinco el segundo. @mundiario

Comentarios