Las crisis económicas provocan el resurgir de los extremismos políticos

Alexis Tsipras.
Alexis Tsipras.

Los resultados electorales en Grecia confirmaron lo que decían las encuestas: una victoria para Tsipras, pero también otro dato que ha pasado más desapercibido, el fortalecimiento de un partido neonazi.

Las crisis económicas provocan el resurgir de los extremismos políticos

Aurora Dorada es el partido favorito entre los jóvenes (entre los que han ido a votar, porque la baja participación ha sido otra de las características de esta jornada electoral).

Los resultados electorales del domingo en Grecia confirmaron lo que decían las encuestas: una victoria para Tsipras, pero también otro dato que ha pasado más desapercibido, el fortalecimiento de un partido neonazi. Aurora Dorada se hace con 18 escaños, aumenta uno desde las pasadas elecciones del mes de enero y se consolida como la tercera fuerza política del país.

Tal vez no apreciemos lo que esto significa o, por nuestra distancia, no demos la suficiente importancia a este hecho. Para que Nikos Mijaloliakos y los suyos lleguen al parlamento e incluso incrementen su poder, cerca del 7% de los votantes de Grecia, la cuna de la cultura europea y de muchos de los valores democráticos que conocemos hoy (salvando las distancias), han apoyado las tesis de un hombre que fue detenido por su implicación en la muerte de un cantante de hiphop, al parecer, antifascista.

Sí, como lo oyen (o como lo leen). No hablamos de un Donald Trump con dinero al que se le calienta la boca para hablar de las enfermedades que transmiten los inmigrantes mexicanos a sus familias blancas norteamericanas. En este caso hablamos de un exmilitar que se ensucia las manos por sus creencias.

Él y muchos otros miembros de su partido están pendientes de juicio por delitos como organización criminal y hasta asesinatos, no uno, no. Porque además del rapero antifascista se investiga la muerte de un inmigrante paquistaní y las agresiones a pescadores egipcios, entre otros actos violentos.

Dos días antes de los comicios parece que El Führer (como lo llaman los suyos) lo negaba todo y fue criticado por el resto de responsables políticos, algunos de los cuales, obtuvieron peores resultados en el escrutinio. Porque, repetimos, este hombre representa a la tercera fuerza política del país.

El favorito entre los jóvenes

Y lo que es peor. Según informan diarios como El País, Aurora Dorada es el partido favorito entre los jóvenes (entre los que han ido a votar, porque la baja participación ha sido otra de las características de esta jornada electoral). Eso confirma la tesis de que las crisis económicas, y por tanto sociales, hacen resurgir los extremismos.

Me puedo imaginar a jóvenes desempleados griegos deseosos de cambiar las cosas sin saber cómo hacerlo. Chicos y chicas preguntando por alternativas de futuro pero a los que nadie les ofrece soluciones. Buscan referentes que no les defrauden y parece que los encuentran en personas como Mijaloliakos, que les convence de que los problemas no son internos, que vienen de fuera, así que la mejor opción es cerrar fronteras. Les explica las condiciones y los comportamientos a seguir para conseguir un país más fuerte con una sociedad más ordenada y mejorada, en la que cada uno tiene algo que aportar.

Y ahí está, lo tenemos, estos ciudadanos perdidos ya tienen un objetivo, una esperanza en su día a día. No son argumentos nuevos. Ya cuajaron hace años en otra sociedad, en otro país, y terminó con una implicación mundial. Muchos dirán que el ejemplo no es comparable, pero piénsenlo, ¿cuándo fue la última vez que escuchó a alguien culpar a un extranjero de no encontrar trabajo? De esa afirmación a un voto hay un paso.

Las crisis económicas provocan el resurgir de los extremismos políticos
Comentarios