Buscar

MUNDIARIO

La sublevación de los municipios amenaza al Gobierno con un fracaso en el Congreso

La Associació Catalana de Municipis (ACM) y la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) han impulsado una moción de rechazo al acuerdo del Gobierno sobre los remanentes y los superávits municipales.
La sublevación de los municipios amenaza al Gobierno con un fracaso en el Congreso
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. / Mundiario
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Crece el malestar de los alcaldes frente al acuerdo del Gobierno y la FEMP que les conmina a entregar el remanente de sus ahorros estimado en 15.000 millones de euros en toda España. La propuesta del Gobierno expone que les serán devueltos a los municipios en un plazo de 10 años ampliables a 15.

La negativa a ceder incluye a los propios partidos de la coalición en La Moncloa.  Sobre este punto la alcaldesa de la segunda ciudad del país, Barcelona, Ada Colau, ha cargado contra el Ministerio de Hacienda señalando que mantienen una posición "antimunicipalista" tras sellar el acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre el superávit municipal.


Quizá te pueda interesar

 Rebelión de alcaldes de casi todos los partidos contra el Gobierno de Pedro Sánchez 


Colau, que gobierna con el PSC, ha dejado claro que el Ayuntamiento de Barcelona no entregará sus remanentes al Gobierno. Al mismo tiempo, exigió una rectificación del documento que ha desatado la rebeldía de alcaldes de todo el país. Este frente de la alcaldesa, líder de los comunes en Cataluña, adosa el voto en contra al decreto si no es modificado por los siete diputados de En Comú Podem, lo cual significa que el texto no podría ser convalidado y agrieta la posición de los partidos de la coalición.

La Associació Catalana de Municipis (ACM) y la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) han impulsado una moción de rechazo al acuerdo del Gobierno sobre los remanentes y los superávits municipales. En un comunicado, instan a todos los alcaldes de Catalunya a aprobar la moción, a través de un decreto de alcaldía, y a que lo ratifiquen en los posteriores plenos con el objetivo de que todos los municipios puedan utilizar sus ahorros y remanentes, con una modificación legal de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la LRSAL.

El reclamo lleva días en el tapete, pero este martes la protesta de Colau, ha sumado el rechazo de las principales ciudades y de hasta nueve formaciones diferentes, como: regidores de Madrid y Zaragoza (PP), Valencia (Compromís), Cádiz (escisión de Podemos) o Bilbao (PNV).  

Por su parte, el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo (ERC), se ha manifestado en contra: "nosotros, no tenemos superávits. Tenemos un déficit de 175 millones de euros como consecuencia de la gestión de los gobiernos. Es injustificable y muy injusto que al no tener remanentes recibamos cero euros del Estado”.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer (PDeCAT), se opone a la entrega de los ahorros municipales. “Los números no salen y yo debo poder disponer libremente de mi tesorería”. Igualmente, el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP) estima que: “no es una cuestión de partidos. El Gobierno de España ha decidido tomar una medida inaceptable desde el punto de vista de la gestión municipal". Los Ayuntamientos del PP en toda España anunciaron también que no entregarán sus ahorros a Hacienda. 

El Gobierno asegura que asumirá el coste financiero de tener ese dinero inactivo en el banco, unos 70 millones anuales. Propone que si los alcaldes aceptan ampliar el plazo de devolución de 10 a 15 años tendrán un tipo de interés del 0,05%. Hacienda reconoce la posibilidad de que este real decreto ley sea tumbado en el Congreso al igual que ocurrió con el decreto de alquileres el pasado enero. @mundiario