Elecciones generales 2015 o la impertinencia de llamarse Pablo...

Pablo Iglesias.
Pablo Iglesias.

Del socialcentrismo al socialiberalismo, todo impostura de imposturas y sólo impostura, como viene a reivindicar la socialegolatría de quien pretende colar  la impertinencia de llamarse Pablo…

Elecciones generales 2015 o la impertinencia de llamarse Pablo...

Del socialcentrismo al socialiberalismo, todo impostura de imposturas y sólo impostura, como viene a reivindicar la socialegolatría de quien pretende colar  la impertinencia de llamarse Pablo…

Ser o no ser, la eterna cuestión. Del socialcentrismo al socialiberalismo, todo impostura de imposturas y sólo impostura, como viene a reivindicar la socialegolatría de quien pretende colar  la impertinencia de llamarse Pablo… Iglesias. Ese españolito que da Corbyn, el genuino laborista británico, la bienvenida, bajo el sibilino título de Corbyn, el Pablo Iglesias británico.

Los totalitarismos predicaban que el partido único nunca se equivocaba. En realidad son los partidos democráticos los que nunca se equivocan. Lo hacen, incluso reincidentemente, las cúpulas de los aparatos partidarios.

Afortunadamente las ideas sustanciales permanecen incontaminadas, hasta que, antes o después de los desbordamientos, las aguas vuelven a su cauce natural.

En los Estados de democracia arraigada –el primero, el Reino Unido – encabezan la vanguardia  sin salir de su seno. Sólo puede hacerlo quien puede, no quien quiere. Con sus siglas tradicionales. Sin mistificadas misturas.

Elecciones generales 2015 o la impertinencia de llamarse Pablo...
Comentarios