Bruselas no quiere pleitos y sanciona levemente al régimen de Venezuela

Federica Mogherini, alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE.  / europa.eu
Federica Mogherini. / europa.eu

La Comisión Europea pondrá en marcha su paquete de medidas desde el próximo lunes pero éste deja una gran puerta abierta al diálogo con Caracas.

Bruselas no quiere pleitos y sanciona levemente al régimen de Venezuela

Bruselas cumplirá con los pronósticos y tiene ya listas las primeras sanciones a Venezuela. Los países del club comunitario bendijeron este miércoles el paquete de medidas sancionadoras contra Nicolás Maduro y sus huestes, el cual deberá pasar el último filtro de los ministros de Relaciones Exteriores el lunes de la próxima semana. Dentro de las medidas se contempla un embargo de armas y otros materiales sensibles, explica El País. De igual forma, se vetará el ingreso a cualquier país de la Unión Europea a personas conectadas con la represión que sufren los venezolanos en su propio país. La idea de la unión es castigar el proceder autoritario de los chavistas pero dejando siempre una puerta algo abierta para poder sentarse a dialogar con aquéllos.

Pese a que se esperaba desde hacía meses, este es apenas el primer castigo diplomático emitido por Bruselas a raíz del proceder del Gobierno venezolano. A fin de que entren en vigor, los cancilleres europeos deberán firmarla y aprobarla el lunes de la semana entrante, destaca el diario mencionado citando a sus fuentes.

Los encargados de enlistar las medidas lo hicieron con cuidado de no cruzar alambres, pues el paquete afecta solamente a Maduro y sus chicos, no así a la población. La batería de medidas fue aprobada sin necesidad de ser debatido puesto que ese punto se había pasado de sobra desde hacía meses. España fue una de las principales promotoras del plan, que levantó anticuerpos en Atenas y Lisboa.

Pero las sanciones se arrastran incluso hasta el sector privado, pues las autoridades europeas prohibieron a las empresas con sede en el continente que exporten dispositivos de vigilancia electrónica a la república bolivariana. Las sanciones, eso sí, vencerán automáticamente dentro de un año exacto.

Unida a la batería de medidas, la unión ha creado un marco legal a fin de enlistar a personas que estén conectadas con los abusos de poder del Palacio de Miraflores. La lista está en blanco en estos momentos, pero con el paso del tiempo se irán agregando nombres de individuos que no podrán entrar a territorio europeo y a quienes se les congelará todos los bienes que tengan en los países del club continental.

Bruselas no quiere parecer tan tosca y por eso las medidas dejan abierta una puerta al diálogo bilateral. Federica Mogherini, comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, sigue de cerca todos los movimientos en el país caribeño y para ello se mantiene en contacto constante con José Luis Rodríguez Zapatero, intercesor entre oficialismo y oposición para un diálogo que, como sea, no ha servido para absolutamente nada. Hasta ahora, la comisión se había mantenido solamente así, sigilosa y atenta a cualquier paso que diera Maduro, pero las elecciones y posterior establecimiento de la Asamblea Nacional Constituyente (con la que se cargó los poderes de la legítima Asamblea Nacional) obligaron a la comisión a adelantar filas y disparar balas de salva.

Estas sanciones comunitarias son las terceras luego de las de Estados Unidos y Canadá, con las que se ha apretado el nudo en el cuello de Maduro. El presidente ha perdido casi por completo el apoyo de la comunidad internacional, pero se niega a recular en sus intenciones. @mundiario

Bruselas no quiere pleitos y sanciona levemente al régimen de Venezuela
Comentarios