La UE acuerda cerrar el espacio aéreo a Bielorrusia, “la última dictadura europea”

Raman Pratasevich, bloguero de 26 años detenido por el régimen bielorruso. / Asociación de Periodistas Bielorrusos
Raman Pratasevich, bloguero de 26 años detenido por el régimen bielorruso. / Asociación de Periodistas Bielorrusos
Responde a la actuación del líder comunista Lukashenko que el domingo obligó a un avión de Ryanair a realizar un aterrizaje en el aeropuerto de Minsk para arrestar al bloguero Raman Pratasevich.
La UE acuerda cerrar el espacio aéreo a Bielorrusia, “la última dictadura europea”

Los países que conforman la Unión Europea han acordado cerrar el espacio aéreo a Bielorrusia y preparar más sanciones para asfixiar económicamente al régimen de Alexander Lukashenko, en respuesta al incidente aéreo en el que su régimen forzó a un vuelo de Ryanair a realizar un aterrizaje de emergencia para detener al bloguero Raman Pratasevich, considerado un disidente bielorruso y a su pareja.

Según la información disponible, Pratasevich enfrenta cargos en virtud de la Parte 1 del art. 293 del Código Penal (organización de disturbios masivos), parte 1 del art. 342 del Código Penal (organización o participación activa en acciones colectivas que violen gravemente el orden público) y la parte 3 del art. 130 del Código Penal (incitación a la discordia social). En base a esto, el bloguero fue incluido en la base de datos nacional de terroristas y puesto en una lista internacional de buscados. Las autoridades bielorrusas enviaron una solicitud de extradición al gobierno polaco. También se sabe que Sofia Sapega, estudiante de la Universidad Europea de Humanidades, fue detenida arbitrariamente junto con Raman Pratasevich.

En las conclusiones adoptadas por el Consejo Europeo, los líderes condenan el "inaceptable" episodio que "puso en riesgo la seguridad aérea" y reclaman la inmediata puesta en libertad del periodista Román Protasevich y su pareja, Sofia Sapega. También instan a las compañías aéreas europeas a evitar sobrevolar el país y reclaman una investigación a la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés) sobre el episodio aéreo.

En cuanto a las sanciones europeas, los mandatarios encargan ampliar las sanciones individuales contra los responsables de la deriva autoritaria en Bielorrusia y piden a la Comisión Europea y al Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, estudiar nuevas sanciones para atacar a sectores económicos del régimen.

La Bielorrusia comunista de Lukashenko

Bielorrusia es un país de poco más de nueve millones de habitantes que limita al norte con Lituania y Letonia, al este con la Federación de Rusia, al sur con Ucrania y al oeste con Polonia. Su capital es Minsk.  Está considerado desde hace años “la última dictadura europea” y está presidido por el líder comunista Alexander Lukashenko desde 1994.

Durante el pasado verano de 2020 y tras unas elecciones consideradas fraudulentas, miles de personas organizaron manifestaciones cada sábado en la capital, Minsk, y en otras ciudades del país en protesta por el, según ellos, dudoso resultado electoral. Las fuerzas de seguridad del régimen comunista cargó con fuerza contra los manifestantes llegando a haber hasta 7.000 detenidos: desde activistas de derechos humanos hasta periodistas, pasando por opositores o simples manifestantes. La policía buscaba específicamente los periodistas que cubrían –y emitían en directo- las manifestaciones de la oposición. Varios periodistas fueron acusados de “organizar acciones en grupos para alterar el orden público” o directamente de “organizar actividades terroristas”. Entre ellos, el bloguero Raman Pratasevich, detenido en el avión de Ryanair que fue obligado a desviarse.

La Asociación de Periodistas Bielorrusos tiene documentados más de 500 incidentes en 2020 y actualmente solicita la liberación de Pratasevich alegando que "el bloguero está siendo perseguido por las autoridades bielorrusas en el contexto de una profunda crisis de derechos humanos, provocada por el lanzamiento de las elecciones presidenciales en mayo pasado y que continúa hasta el día de hoy. La crisis va acompañada de una represión política sin precedentes contra miles de personas de todos los grupos sociales. Todos ellos están unidos al compartir opiniones discrepantes sobre el desarrollo del país, exigiendo elecciones justas y derechos humanos para todos los ciudadanos de Belarús sin excepción".

Tras ser detenido, el periodista ha aparecido en un video publicado en un canal de redes sociales progobierno. El joven de 26 años, niega que tenga "problemas de salud" y asegura que el trato que ha recibido por parte de las fuerzas de seguridad es "correcto". "Sigo cooperando con la investigación y he confesado haber organizado disturbios masivos en la ciudad de Minsk", asegura. Sus partidarios creen que este vídeo, en el que admite su culpabilidad, se grabó bajo coacción. @mundiario

La UE acuerda cerrar el espacio aéreo a Bielorrusia, “la última dictadura europea”
Comentarios