Asalto al Capitolio: los exasesores de Trump son llamados a declarar

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump abandonando la Casa Blanca en el último día de su mandato junto a su esposa, el 20 de enero. / RR SS
El expresidente de Estados Unidos Donald Trump abandonando la Casa Blanca en el último día de su mandato junto a su esposa, el 20 de enero. / RR SS
La Cámara de Representantes ha decidido llamar a los colaboradores más cercanos del expresidente para que brinden detalles sobre sus roles por lo ocurrido el pasado 6 de enero. 
Asalto al Capitolio: los exasesores de Trump son llamados a declarar

La investigación sobre el asalto al Capitolio avanza. El comité especial, conformado en la Cámara de representantes por once demócratas y dos republicanos, ha exigido la presencia de los asesores del expresidente Donald Trump, quien llamó a sus seguidores a tomar la sede legislativa con el objetivo de bloquear la proclamación del demócrata Joe Biden como nuevo mandatario de Estados Unidos. 

Los que pasaran por el banquillo serán Mark Meadows, jefe de Gabinete; el estratega digital de la Casa Blanca, Daniel Scavino; el influyente asesor Steve Bannon y Kashyap Patel, el jefe de asesores del ministro de Defensa Christopher Miller. Además, el comité ha pedido una serie de documentos y pide a los exfuncionarios prepararse para testificar ante los legisladores a mediados de octubre en una fecha aún por definir.

Bennie Thompson, el congresista que preside la comisión, envió a los cuatro exasesores una carta en la que señala que buscan llegar a los “hechos, circunstancias y causas” de la revuelta. El documento asegura que su testimonio ayudará a formar el rompecabezas de lo sucedido aquella mañana. Thompson considera que los testigos pueden aportar información fundamental para los investigadores.

Según El País, los citatorios, que han sido enviados este jueves, son parte de una estrategia más agresiva del comité para explicar cómo se originó el violento acto en uno de los sitios más sagrados de Washington.

Los legisladores demócratas ya han pedido información a la Casa Blanca e incluso han solicitado a las empresas telefónicas y a los gigantes tecnológicos la actividad telefónica y en redes sociales de los integrantes de la turba que dejó cinco muertos. Estas pesquisas han sido repudiadas por los republicanos.


Quizá también te interese:

El Capitolio tuvo fallas de seguridad antes de ser tomado por los seguidores de Trump

Los testimonios que relatan lo ocurrido en el asalto al Capitolio


Buscando culpables

A estas citaciones, los demócratas quieren saber el nivel de participación de Steve Bannon en lo ocurrido en el asalto al Capitolio. “El infierno va a desatarse mañana”, aseguró Bannon de acuerdo a algunos testigos. El fundador de Breitbart, un medio de comunicación fundamental para el impulso de Trump, se vio obligado a dejar la Administración en agosto de 2017, pero nunca dejó de influir sobre el exmandatario. 

De otro lado, los demócratas estiman que Mark Meadows, quien se convirtió en jefe de Gabinete en marzo de 2020, recibió el citatorio judicial por las presiones que ejerció sobre el Departamento de Justicia y algunas autoridades locales, como las de Nuevo México, para investigar acusaciones sin fundamento de supuestos fraudes electorales que habrían dado el triunfo al aspirante demócrata en las elecciones de noviembre de 2020. 

Por otro lado, consideran que Scavino, por otra parte, estuvo con Trump el 5 de enero en una reunión donde se barajaron algunas opciones para impedir el reconocimiento del triunfo de Biden. El funcionario, uno de los poquísimos sobrevivientes dentro del Gabinete tras cuatro años de despidos y recambios, estaba encargado de las redes sociales y estrategia digital de la Casa Blanca. El 6 de enero, afirman los demócratas del comité, estaba tuiteando mensajes desde la sede de la presidencia. 

Testigos

En julio pasado, cuatro agentes, que resguardaban el Capitolio, asistieron a la primera audiencia del comité impulsado por la Cámara de Representantes para esclarecer el 6-E en Estados Unidos. Varios golpes, insultos y puñetazos tuvieron que soportar para evitar un atentado contra la democracia norteamericana. 

“Podía sentir cómo estaba perdiendo oxígeno y pensé, ‘así es como voy a morir’, defendiendo esta entrada”, narró el sargento Aquilino Gonell, de la Policía del Capitolio. Nacido en la República Dominicana, Gonell señaló que el 6-E podría catalogarlo como una “batalla medieval” en la que los agentes intentaron defender “pulgada a pulgada” el Capitolio de una turba que exhibió una violencia “terrorífica y devastadora”.

A Gonell lo golpearon con el palo de una bandera estadounidense y, como resultado, le han quedado heridas en ambas manos, en su hombro izquierdo, su gemelo izquierdo y pie derecho. Tuvo más miedo que cuando combatió en la guerra con Irak. 

“En Irak estabas en una zona de guerra, pero nada de mi experiencia en el Ejército o como agente de la Policía me preparó para lo que enfrentamos el 6 de enero”, afirmó. Gonell agregó que ha tenido que tomarse una baja médica, se ha sometido a una cirugía y le espera un año de rehabilitación.

“No estamos pidiendo medallas o un reconocimiento, lo que queremos es justicia y rendición de cuentas. Seguimos teniendo un trauma constante todos los días con heridas físicas y mentales”, apuntó. El  testimonio de Gonell cautivó a la pequeña sala. 

Por su parte, el agente Michael Fanone dijo que lo que más le dolía no era haber estado cerca de la muerte el 6 de enero, sino la “indiferencia” que miembros del Congreso han mostrado a sus compañeros policías. “¡Es vergonzoso!”, clamó golpeando la mesa con el puño. @mundiario

Asalto al Capitolio: los exasesores de Trump son llamados a declarar
Comentarios