Ancalao: "Planteamos un debate plurinacional para realizar cambios en Chile"

Diego Ancalao, líder mapuche, aspira a la presidencia de Chile. / RR SS.
Diego Ancalao, líder mapuche. / RR SS.
Esta entrevista fue realizada por MUNDIARIO antes de que la inscripción de la carta presidencial de Diego Ancalao fuera rechazada por el Servicio Electoral de Chile (Servel)
Ancalao: "Planteamos un debate plurinacional para realizar cambios en Chile"
Esta entrevista fue realizada por MUNDIARIO antes de que la inscripción de la carta presidencial de Diego Ancalao fuera rechazada por el Servicio Electoral de Chile (Servel), por incluir más de 20.000 firmas físicas legalizadas por una notaría que fue cerrada en 2018 y cuyo encargado ha fallecido. Diego Ancalao enfrenta una denuncia del Servel ante el Ministerio Público y ha asumido el fin de su carrera política tras el caso.

 

La presidencia de Elisa Loncon en la Convención Constituyente ha permitido que los mapuches tengan una presencia política en Chile. Ante este panorama, y con la evidente fragmentación política de cara a las elecciones generales de noviembre, candidaturas como las de Diego Ancalao resultan un aviso de que un mapuche puede dar la sorpresa y en una entrevista exclusiva para MUNDIARIO, desde Santiago, nos relata su perfil y propuestas.  

- ¿Cómo surgió tu interés por la política?

- Surge de las vivencias que hemos tenido como grupo humano excluido, postergado y no escuchado. Entonces, mi candidatura nace como una respuesta de la población mapuche a la exclusión, desigualdad y la pobreza que nos había condenado la clase política chilena y a los grupos de poder que utilizaron el Estado para beneficiarse ellos totalmente. Llevábamos 140 años de espera.

- Tu candidatura sobresale cuando Elisa Loncon, una importante dirigente mapuche, preside la Convención Constitucional en Chile.

- Así es. Creo que la presidencia de la hermana Loncon es un gran mensaje ciudadano en Chile al cambio del eje político en la participación de la toma de decisiones. Hace un año era impensado que una persona mapuche liderara un proceso constituyente chileno. Hoy en día, también, no estaba pensado que un mapuche postule a la presidencia. Entonces, se han ido juntando una serie de hitos históricos que han ido cambiando la hegemonía de un poder que debe disputarse en la cancha.

- Tu candidatura presidencial va depender bastante del éxito que pueda lograr Loncon al mando de la Convención Constituyente. Se va mostrar cómo un mapuche puede ejercer cargos importantes.

- Claro. Nosotros somos bastante distintos y jóvenes. Lo que se ha venido repitiendo es cambio de rostros, pero que hacen las mismas prácticas de los partidos viejos. Sin duda, lo de la hermana Loncon, es un triunfo político de la ciudadanía y los pueblos originarios. Un triunfo político que no es el final, sino el inicio de una apertura a un cambio en Chile.

- Al ser candidato independiente, tienes que reunir 30 000 firmas para competir en las elecciones de noviembre. ¿Cómo va ese proceso?

- Sí, nosotros nos queda ocho días (la entrevista se realizó el pasado jueves 12) para reunir las 8000 firmas que nos falta. La verdad que debemos ponerle bastante el hombro para lograr la meta. Estamos concentrados en eso. Hemos recibido invitaciones de un movimiento político que se llama la Lista del Pueblo que propuso poner nuestro nombre dentro de sus listas. Eso nos va ayudar a reunir las firmas y los patrocinios. La verdad es que, en este momento, nos falta poco. Nunca había ocurrido que un representante de los pueblos originarios esté en la papeleta presidencial. Si logramos en los días que nos quedan, vamos hacer un discurso para liderar un cambio más rápido de lo que se ha venido dando en Chile. Vamos plantear un debate plurinacional con la participación de comunidades mapuches, de la cual pertenezco, para plantear una política distinta. Lo que ocurre en Chile es muy raro porque siempre se han burlado de los mapuches al considerarnos poco inteligentes. El cambio permite mostrar que nuestra dignidad está al alcance de todos y nos han intentado arrebatar. No es un problema de capacidades, sino de oportunidades.


Quizá te interese también:

Los analistas estiman una segunda vuelta electoral en Chile a 3 meses de las presidenciales


 

- Si no logras recolectar las firmas que te faltan, ¿tienes un plan B?

- No. Hay reunir las firmas o no eres candidato. Lo único posible es recolectar las firmas e inscribirse. Pero si no se logra, entonces no puedo inscribirme. No hay un plan B.

- ¿No te planteas recalar en otro partido para postular a la presidencia?

- No, porque soy independiente. Además, porque los partidos que están en esta campaña ya tienen sus propios candidatos con quiénes tienen acuerdos. No van con alguien con quien no tienen control.

- Hace un rato decías que apuntabas a plantear un debate plurinacional. ¿A qué te referías?

- Lo primero es tener una protección legal a la naturaleza. La recuperación de los derechos del agua que está en manos de los privados. La recuperación de los recursos naturales que están devastando a la madre tierra. Por sobre todo eso, tenemos que resolver la matriz productiva, acortar la desigualdad y resolver la pobreza. Para eso proponemos un modelo de desarrollo alternativo y distinto basado un poco en la idea economista del solidarismo y el cooperativismo. Tampoco se ha planteado una candidatura para proteger los derechos comunes de los bienes públicos ni tampoco de los derechos colectivos de los pueblos originarios.

- Al escuchar tus propuestas, pienso que estás alineado en lo ideológico con la izquierda. ¿Es correcto?

- Creo que la hegemonía política ha venido por el lado de la izquierda y la derecha. Esas dos hegemonías son las que han causado la desigualdad y la pobreza en América Latina.

- ¿Cómo te consideras en lo ideológico?

- Ideológicamente, soy una persona que está en contra del capitalismo, pero con una propuesta que no es la marxista sino con el lema 'Desarrollo y buen vivir' que nace de las raíces mapuches y los pueblos indígenas. Entonces, bajo esa perspectiva, creo que soy antiderecha y, podría decirse, de la izquierda no marxista ni socialista. Soy de la filosofía del cooperativismo y el solidarismo.

- ¿Entonces te ubicarías como un izquierdista moderado?

- Se podría decir que sí. No soy socialdemócrata porque utilizaría el mismo modelo y lo empezaría a socializar con varias cosas sin lograr un cambio. Nosotros tenemos la idea de un cambio de la estructura del Estado que ponga en el centro el desarrollo, pero basado en el derecho a la vida. El capitalismo pone en el centro a la utilidad económica sobre la vida de la naturaleza y de las personas. Y la izquierda marxista trata de poner al hombre al centro por sobre la mujer y la naturaleza.

- ¿Serías un izquierdista ecologista?

- Sí, creo que podría ser eso. Vamos a tener ese nuevo concepto.

- Al ver el escenario electoral, ¿sientes que puedes tener chance en las elecciones de noviembre?

- Hay un espacio abierto muy grande en estos tiempos. Recuerda que el 70% de la Convención Constituyente son independientes. Los partidos tradicionales fueron derrotados y, por eso, solo sacaron 47 constituyentes. El Partido Comunista sacó 6 constituyente, la Democracia Cristiana - el partido más grande en Chile- sacó solo un constituyente.

- Fue un triunfo de los independientes.

- La mayoría proviene de la dirigencia social. ¿Qué quiere decir esto? Hay un cambio de la hegemonía política del poder. Entonces, hay una posibilidad de que mi candidatura tenga una viabilidad muy fuerte porque lo que acabamos de recibir (invitación) de un grupo (la Lista del Pueblo) que derrotó a los partidos políticos. Para nosotros es importante que apoyen nuestra candidatura.

- ¿Cuáles son tus propuestas en temas como la educación y los derechos sociales?

- Soy profesor de profesión. Estoy muy convencido, como profesor y exalumno, que el sistema de instrucción de escolares en Chile es completamente fracasado. Hay una mentalidad de 1800 en la que se transforma al campesino como un buen obrero. La educación en Chile debe cambiar la matriz completa y debe ser adaptada para crear talento humano,  que debe tener inversión del Estado. Eso quiere decir que se cambie la matriz educativa que se adapte a las condiciones de los niños, en la cual los que son pobres tengan una educación que sea proporcionado por el Estado. El dinero no puede ser un factor que corte las oportunidades de desarrollo en una comunidad. 

- ¿En lo que se refiere a pobreza?

- Chile tiene una matriz que evidencia una desigualdad de pobreza. No puede haber pobreza en un país tan rico. Eso ocurre porque la matriz productiva está en manos de privados. El Estado le entregó todas las instituciones públicas a grupos económicos extranjeros. Hay elementos que deben ser recuperados como el agua, la electricidad y las carreteras. Eso es un cambio fundamental. El Estado debe tener un rol en el desarrollo industrial y económico. Esto no se puede dejar solo a los empresarios. En Chile se implementó cuando el profesor Pedro Aguirre Cerda fue presidente. Nosotros vamos a retomar eso cuando lleguemos al poder. 

- ¿En derechos sociales?

- En términos de la seguridad social, tiene que ver bastante el tema ético. No es posible que hayan funcionarios públicos que ganen más que el presidente de la república. No habrá ninguno con un sueldo elevado al del presidente, quien gana 7 millones de pesos. Un senador y diputado chileno gana 25 millones de pesos. Todo eso se debe regular. El sueldo mínimo en Chile es alrededor de 300 mil pesos, lo cual es muy bajo. 

- ¿Cuál sería la política exterior chilena en un gobierno tuyo?

- Chile debe realizar fuerza común con sus vecinos más cercanos para enfrentar la hegemonía económica que hay en América Latina desde hace mucho tiempo. Creo que esa "patria grande" que decía Bolívar siempre ha sido una necesidad. En el caso de Chile, siento que siempre ha quedado en deuda con sus vecinos y, por eso, nos gustaría una política que regule las relaciones con los vecinos para que haya un reciproco paz social y aseguramiento de los derechos de los inmigrantes. Chile tiene que latinoamericanizarse. Siempre se ha creído el 'jaguar' o el Inglaterra de América Latina. Debemos mirar nuestro pasado indígena y no mirar nuestros parientes europeos. Hay que resaltar nuestra identidad como un país mestizo que se constituye desde sus raíces originarias para desde ahí construir una nueva nación. @mundiario

Ancalao: "Planteamos un debate plurinacional para realizar cambios en Chile"
Comentarios