Trump vs. los hechos: medias verdades del discurso sobre el Estado de la Unión

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.  Business Insider
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / Business Insider

El presidente de Estados Unidos afrontó el primer debate celebrando los méritos de su criticada administración y se esforzó por hacer ver que las cosas que van bien en el país son el resultado de su buen Gobierno. Pero el magnate neoyorquino pasó por alto algunos datos. 

Trump vs. los hechos: medias verdades del discurso sobre el Estado de la Unión

Confiado y optimista. Así se mostró Donald Trump en su primer discurso sobre el Estado de la Unión. El presidente de Estados Unidos afrontó el debate apostando a su estrategia favorita: la fractura política. Así, unas cuantas horas bastaron para envilecer el sueño americano al vincularlo al muro, Guantánamo y el rechazo al inmigrante.

Además, el inquilino de la Casa Blanca habló de "modernizar y reconstruir" el arsenal nuclear de la nación norteamericana, celebró los méritos de su criticada administración y se esforzó por hacer ver que las cosas que van bien en el país son el resultado de su buen Gobierno. Durante su intervención, Trump, evitó siempre entrar en detalles, probablemente con el fin de esquivar cuestionamientos.

Donald Trump. / Mundiario

Donald Trump, presidente de EE UU. / Mundiario

Veamos algunos de los datos que el magnate neoyorquino pasó por alto en su discurso:

> Paro entre los afroamericanos. “El paro entre los afroamericanos está al nivel más bajo nunca antes registrado. Es algo de lo que estoy muy orgulloso”, dijo el mandatario. Es cierto que este hecho es digno de celebración, sin embargo, Trump, exagera al atribuir el éxito a sus comentadas políticas. La realidad es que la mayor parte de la reducción del desempleo en este colectivo se produjo durante la administración del demócrata Barack Obama. Con el antecesor norteamericano las cifras se ubicaron del 16,8% al 7,8%, y en estos momentos se encuentran situadas en el 6,8%, tal como explica el diario español El País.

> Creación de empleos. El presidente de Estados Unidos se atribuyó en su discurso la creación de 2,4 millones de empleos desde las elecciones, pero en este punto vale la pena tener en cuenta que más de medio millón corresponden a los últimos meses de Obama al frente de la Casa Blanca.

> La guerra contra la energía está terminada. Trump: “terminó la guerra contra la energía. Somos, y estoy muy orgulloso, un país exportador de energía al mundo”. Esta es otra verdad a medias. Si bien es cierto lo que celebra el presidente, es indispensable tener en cuenta que esto ha sido posible gracias a que el Congreso permitió en 2015 abrir el grifo a los productores para que pudieran enviar petróleo y gas natural más allá de Canadá. Como sabemos, por aquellos tiempos jamás nos habríamos imaginado al reconocido magnate de los negocios como presidente.

> Pactos comerciales más justos. “EE UU pasó finalmente la página a décadas de pactos comerciales injustos que sacrifican nuestra prosperidad”, celebró el jefe de Estado. Sin embargo, parece que Trump se anticipa demasiado al apuntarse este dato. Según El País, el déficit comercial durante su primer año de mandato creció un 11,6% con el resto del mundo, hasta los 513.600 millones de dólares acumulados hasta noviembre. Con China lo hizo un 12,3% y un 9,6% con México.

> Guerra ganada contra el ISIS. Trump: “la coalición para derrotar al ISIS liberó el 100% del territorio que estos asesinos ocuparon en Irak y Siria”. Para esta afirmación Trump se apoya en un dato que maneja el Pentágono, pero la realidad es que la amenaza sigue siendo real y los terroristas modificaron sus tácticas de ataque y siguen controlando pequeñas bolsas de territorio en ambos países.

> Permiso de residencia aleatorios. Trump: “los permisos de residencia se dan aleatoriamente, sin que se tengan en cuenta la formación, los méritos y la seguridad”. Falso. Existe una lotería para la concesión de visados, pero la misma incluye requisitos concretos para su aprobación, como estar graduado o tener experiencia profesional, por ejemplo. Además, los seleccionados deben pasar un control para determinar si tienen antecedentes.

> Ataques en Nueva York. “Los recientes ataques en Nueva York fueron posibles por la lotería de visados y la migración en cadena”, defendió. El presidente está en lo cierto, otra vez, a medias. Los dos terroristas responsables de los terribles atentados de Nueva York entraron legalmente a la nación aprovechando sus lazos familiares, pero hace falta ver un punto importante: luego se radicalizaron y residieron en el país. Respecto al segundo punto, vale la pena aclarar que es falso que los inmigrantes legales puedan patrocinar el visado de familiares lejanos, como primos y tíos, subraya El País. @mundiario

Trump vs. los hechos: medias verdades del discurso sobre el Estado de la Unión
Comentarios