Las 3 amenazas contra la perfecta cumbre del G20 que ansía celebrar Merkel

Angela Merkel. / facebook.com
Angela Merkel. / facebook.com

Tienen nombres propios, y para que la cumbre sea un éxito, la canciller alemana debe encontrar una manera de enfrentarse a ellas con el fin de evitar una colisión.

Las 3 amenazas contra la perfecta cumbre del G20 que ansía celebrar Merkel

Para Angela Merkel las reuniones como la cumbre del G20 en Hamburgo suelen ser una oportunidad para brillar, pero la más reciente viene con una fuerte dosis de problemas.

Vladimir Putin

De las tres variables críticas a las que se enfrentará la canciller, la más fácil de manejar es la de Putin. No hace mucho, el presidente ruso habría sido una de las principales causas de pérdida de sueño entre los funcionarios alemanes. Las tensiones entre Rusia y Alemania han sido altas desde que el Kremlin anexó la península de Crimea en 2014. Un año más tarde, la Unión Europea impuso sanciones contra Moscú por su apoyo a los separatistas en el este de Ucrania.

Pero esta vez la preocupación es menos sobre el presidente ruso que sobre con quién se reunirá. La cumbre de Hamburgo será la primera vez que Trump y Putin se encuentren en persona desde que Trump se convirtió en presidente de Estados Unidos. El interés es alto, ya que después de las acusaciones de la interferencia rusa en las elecciones americanas, países como Alemania se preocupan ante la falta de legalidad en las acciones rusas. Si pasa con un país pasará con cualquiera parecen pensar.

Recep Tayyip Erdogan

Manejar el problema que presenta el presidente turco podría ser más desafiante. La relación de Merkel con Erdogan ha estado en una trayectoria descendente desde el verano pasado, cuando el parlamento alemán enfureció a Ankara al aprobar una resolución que calificaba de genocidio a las masacres de armenios de los turcos otomanos en 1915.

Las tensiones se intensificaron en marzo después de que Berlín bloqueara varios mítines en Alemania en apoyo de un referéndum constitucional destinado a reforzar los poderes de Erdogan. Alemania es el hogar de aproximadamente 3 millones de turcos, casi la mitad de los cuales son elegibles para votar en Turquía, y Erdogan considera la comunidad como parte de su circunscripción política.

El infaltable: Donald Trump

Es el presidente de Estados Unidos es sin lugar a dudas el principal problema. Merkel necesita tener éxito en no seguir un curso de colisión con Trump, y al mismo tiempo ser capaz de apegarse a sus principios. La canciller planea celebrar una reunión cara a cara con Trump el jueves por la noche, antes de que la cumbre comience oficialmente, según lo confirmó el lunes un portavoz del gobierno alemán.

Se espera que ella centre la conversación en áreas donde Trump ha señalado que cree que la cooperación multilateral es importante, como la lucha contra el terrorismo. Pero es probable que las diferencias entre los dos líderes sigan siendo grandes.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política

 

Las 3 amenazas contra la perfecta cumbre del G20 que ansía celebrar Merkel
Comentarios