El ballet y las matemáticas se parecen

Bailarina. / Wikimedia
Bailarina. / Wikimedia

Además de la actitud de entrega, en ambas disciplinas son importantes las simetrías y la geometría.

El ballet y las matemáticas se parecen

Las matemáticas y la danza se parecen. En primer lugar, son disciplinas en las que el esfuerzo y la actitud de entrega son primordiales, pero, además de eso, también se requiere de sacrificio. Tanto en la danza como en la matemática se necesitan horas y horas de práctica.

Hay dos ejemplos claros para notar cómo las matemáticas y la danza se asemejan. El primero de ellos es el de Sophie Germain, una apasionada por las matemáticas que no podía estudiar debido a su condición de mujer, pero, se las ingenió y logró ingresar a la Escuela Politécnica de París. Hoy no vacilamos en renombrarla como una de las grandes matemáticas francesas del siglo XIX.

Por supuesto, para lograr su cometido, Sophie tuvo que usar un nombre falso y se hizo llamar Antoine August Le Blanc; además, estudió en secreto, sin que su familia lo supiese. Sola, bajo la sombra de la tenue luz de las velas.

Su tenacidad y valentía la hicieron merecedora del Premio Extraordinario de la Academia de las Ciencias de Paris. No obstante, fueron varios los intentos que hizo para que reconocieran su labor. A modo de descontento, cuando le fue concedido el premio, ella nunca lo fue a buscar.

Otro gran ejemplo

El segundo ejemplo es de otra mujer contemporánea de Sophie, se trata de Marie Taglioni, la primera bailarina que se subió a unas zapatillas de puntas para el estreno de “La Sílfide”, bajo la coreografía de su padre, Filippo Taglioni. Estas zapatillas eran tan hermosas como su capacidad para deformar los pies.

Pero, más allá de estos ejemplos en los que está implícito el sacrificio, tanto las matemáticas como el ballet requieren de mucha paciencia y activación cerebral. En ambas disciplinas, también se debe tener mucha concentración, practicar ejercicios aritméticos y memorizar muchos pasos.

En todo caso, entre las matemáticas y la danza subyace algo más extraordinario, la belleza de las formas, pues nada es al azar, sino que, en ambas disciplinas, predominan las proporciones y las formas. @isbeliafarias90210 en @mundiario

El ballet y las matemáticas se parecen
Comentarios