Buscar

MUNDIARIO

La transformación de Letiza: de princesa por sorpresa a soporte de Felipe en su reinado

De forma inesperada y para sorpresa de la opinión pública, Felipe de Borbón y Grecia anunció que se casaba. Uno de los solteros más codiciados de la realeza se había enamorado de una periodista divorciada con ideas republicanas que muchos llegaron ha asociar con el fin de la monarquía... hoy en día ella es uno de sus principales pilares.
La transformación de Letiza: de princesa por sorpresa a soporte de Felipe en su reinado
Reina Letizia. / Casa Real.
Reina Letizia. / Casa Real.

Letizia Ortiz cumplió 48 años, de los cuales, ha dedicado 16 a la monarquía española. Pero es irónico ver que en un momento muchos llegaron ha asociar su llegada con el fin de la monarquía española porque al fin y al cabo era una mujer divorciada, periodista y con ideas republicanas. Muchos impulsores de estas teorías estaban dentro de la familia real, como los exduques de Palma, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.

Hoy en día Letizia es una reina, querida y odiada en parte iguales, pero si hay algo indudable es su firme apoyo a Felipe VI en un momentos claves para la monarquía donde no ha sido ella la que ha pecado, han sido los escándalos de los mencionados exduques o del propio rey Juan Carlos I quienes han contribuido para que la institución vaya deteriorando su imagen.


Quizá también te interese:

La reina Letizia reaparece con un deslumbrante look a lo Pretty Woman perfecto para el verano

Doña Letizia, un guiño a Mallorca y una apuesta segura pero preciosa en blanco

Letizia es fiel a su estilo y a las marcas españolas pero corre el riesgo de aburrir demasiado

El estilo camisero que lleva la reina Letizia es perfecto para el verano


Claro que no debemos pasar por alto los errores de Letizia, que en 2018 protagonizó su momento más internacional (aparte de su boda) cuando quiso evitar de forma muy obvia que Doña Sofía se fotografiara con sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Entonces causó uno de los momentos más álgidos de su corto reinado y tanto su imagen, como la de su hija mayor, se vieron comprometidas.

Letizia, una figura controvertida

Quizás nos equivoquemos, pero estamos seguros de que Letizia es conocedora de que los medios siempre hablarán de ella para bien o para mal.

Luego de que uno de los solteros más codiciados de Europa, Felipe de Borbón y Grecia, anunciara en 2003 que se comprometía con ella, los medios y la opinión pública quedaron realmente sorprendidos porque realmente nunca se filtró el noviazgo que mantenían. En 2004 finalmente se dieron el sí quiero, y su matrimonio ha logrado sobrevivir hasta ahora y pese a tiempos muy duros para la pareja donde llovieron todo tipo de rumores.

 

Los tiempos más difíciles de Letizia no son estos, en realidad fueron aquellos en que la prensa señalaba su extrema delgadez, la operación de nariz, el botox o su pésimo gusto para vestir. Pero con el paso de los años Letizia fue aprendiendo, tomó nota y se ha convertido en la elegante mujer que conocemos hoy.

Es muy cierto que no tiene nada que ver con la reina Sofía, que sigue siendo muy apreciada por la opinión pública pese a los escándalos de su marido. Mientras Sofía expedía un aura de cercanía, de Letiza se dice que parece ser una mujer más fría. Pero si hay algo que las dos comparten son sus valores y amor por los suyos, algo que las ha llevado a dejar a un lado sus diferencias e intentar parecer cercanas al menos ante los medios.

Si hay algo que tiene la reina, eso es disciplina, la misma fórmula con que ha criado a sus hijas. Se dice que fue ella quien pidió que ambas mantuvieran un perfil privado hasta la adolescencia, también que fueran tratadas igual pese a que una algún día será Reina. Cuida de sus comidas, imagen y hasta sus amistades, pero no deja de ser una madre preocupada que en ocasiones puede querer sobreproteger a las niñas, de allí habría derivado el incidente en la misa de Pascua en Palma.

 

En cualquier caso Don Juan Carlos se ha ido, Urdangarin está en la cárcel y Cristina no tiene ningún papel real siendo un personaje incómodo para la monarquía. Todos ellos en su momento no fueron el mejor apoyo de la reina, algo que quedó evidenciado tras el Caso Nóos, pero con el paso de los años Letizia supo buscar su lugar y adquirir las herramientas necesarias para mostrarse con el mejor apoyo de Felipe.

Sabe que es un personaje muy seguido, por eso cuida muy bien todos los diseños que usa en cada aparición. Lejos quedan los terribles vestidos que utilizó como princesa de Asturias, ahora es una embajadora de las marcas españolas, que recicla muchos de los diseños que llevó en años anteriores pero que cuando tiene un gran evento, es perfectamente consciente de que tiene que recurrir al lujo.

Hija de Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano, lleva el periodismo en la sangre. Su padre es periodista y su abuela fue la periodista radiofónica Menchu Álvarez del Valle. Sus padres están separados desde el 1999 y tiene dos hermanas menores, Telma y Érika, fallecida en 2007.

Su relación con sus cuñadas es prácticamente inexistente, Urdangarín fue uno de sus más grandes críticos, con Don Juan Carlos la relación tampoco es muy buena y quizás con Doña Sofía está en buenos términos. Por parte su familia, puede estar tranquila puesto que no le han causado dolores de cabeza con declaraciones incómodas a la prensa. 

 

Tenemos que decir que todo ha cambiado. Ahora Letizia es más cercana gracias a la pandemia, se ha visto menos altiva y hasta humilde. Ha elegido reciclar su guardarropa en todas sus apariciones, poco maquillaje, deja ver sus canas y parece guardar luto eligiendo para cada evento que protagoniza tonos oscuros. En estos meses la Casa Real finalmente permitió ver a Leonor y Sofia, ambas son la cara amable de la monarquía. Jóvenes bien portadas, arregladas, respetuosas y capaces de mantenerse atentas en los actos en que han acompañado a sus padres. "Acércate más a la barra", le dijo Letizia al Rey muy consciente de que el acercamiento a la gente es importante y necesario para salvar una monarquía.

Convertida en embajadora de la moda, apoyo del Rey y la madre de la futura Reina, Letizia ha formado su propia aura, muy diferente a la de la reina Sofía, es una de persona fuerte, directa y dispuesta a estar en la primera línea pese a las polémicas. @mundiario