Un incidente, un piercing y un largo vestido: el paso de Letizia en la Pascua Militar

Reina Letizia. / RR SS.
Reina Letizia. / RR SS.

La reina consorte acompañó al Rey Felipe VI en el acto castrense celebrado en el Palacio Real donde demostró que el azul es el color elegido para este señalado evento.

Un incidente, un piercing y un largo vestido: el paso de Letizia en la Pascua Militar

Como cada 6 de enero, los Reyes Felipe VI y Letizia presidieron la ceremonia de la Pascua Militar en el Palacio Real. Este tradicional acto castrense es el primero del año en el que vemos a la pareja real y representa la cercanía del jefe de Estado con las Fuerzas Armadas.

En cualquier caso, doña Letizia siempre llama la atención gracias a los looks que ha elegido para la ocasión. En esta nueva aparición no ha decepcionado y es que se decantó por un largo vestido que demuestra que el azul es su color predilecto para este acto específico.

En el Patio de la Armería los Reyes se reunieron con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles, y Fernando Grande-Marlaska. La tradición dice que luego continúa una ceremonia en el Salón del Trono, sin embargo, por segundo año la pandemia evita que las invitaciones estén limitadas.

El protocolo dicta elegancia, sobriedad y falda larga para las mujeres. La reina Letizia sigue esta norma sin excepción y por eso siempre ha protagonizado el acto con aciertos y desaciertos. Para este día escogió un vestido de gala en color azul oscuro, un color que ha llevado en otras ocasiones, con escote en ‘V’ que se abotona en la parte delantera, es de manga larga y tiene una falda con volumen, sin llegar a rayar en lo exagerado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Royal Style Watch (@royalstylewatch)

 

Se trata de un diseño precioso, pero a la vez discreto que combinó con unos salones del mimos tono y con plataforma. Encima llevó una chaqueta de pelo negra y fue especialmente llamativo que decidiera llevar también una de las joyas de pasar, específicamente el broche de perla gris rodeada de brillantes donde se puede ver colgada a La Peregrina, una enorme perla de gran valor.

Justamente el broche protagonizó uno de los momentos de la jornada, ya que a la reina se le desprendió del vestido sin notarlo y fue don Felipe quien terminó tomándolo y guardándolo hasta que terminó el acto al aire libre. Ya fuera de las cámaras, fue cuando se lo devolvió a su mujer.

 

Al parecer la joya de pasar es una de las que más le gusta a Letizia, que el pasado mes de noviembre la usó en conjunto a la Tiara Rusa durante la cena de gala ofrecida en el Palacio Real al presidente de Italia, Sergio Mattarella.

En cualquier caso Letizia dejó todo el protagonismo al vestido y a la joya, por que del resto solo le vimos llevar unos pendientes de oro blanco de Bulgari, su inseparable anillo de Karen Hallam y un nuevo piercing que ciertamente llamó la atención. En cuanto al peinado, Letizia se decantó por un moño bajo y el maquillaje no pudimos verlo mucho debido a la mascarilla, pero ciertamente logró destacar sus ojos. Gracias a esta aparición Letizia confirma que el azul es sin duda su color durante la Pascua Militar y que quizás vuelva a repetir el broche de pasar, siendo la segunda vez que lo lleva en este acto. @mundiario

Un incidente, un piercing y un largo vestido: el paso de Letizia en la Pascua Militar
Comentarios