La Familia real de Holanda, ¿el peor ejemplo de la realeza?

Los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda junto a sus hijas las princesas Amalia, Alexia y Ariadna. Casa real holandesa.
Los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda junto a sus hijas las princesas Amalia, Alexia y Ariadna. / Casa real holandesa.

Nuevamente los Orange se encuentran en el centro de la polémica, en esta ocasión debido a la fiesta por el 18 cumpleaños de la princesa Amalia de Holanda donde asistieron más de 100 personas.

La Familia real de Holanda, ¿el peor ejemplo de la realeza?

¿La familia real de Holanda está por encima del resto? La respuesta es que pese a tener relevancia e importancia, no deberían saltarse las leyes. Nuevamente los Orange vuelven a ser muy criticados por saltarse las restricciones promulgadas por el gobierno de Países Bajos contra la pandemia, pero tiene un matiz diferente y es que en esta ocasión dañan la imagen de la heredera.

La princesa Catalina Amalia de Holanda cumplió sus 18 años recientemente y es cierto que sus padres ya habían planeado una gran fiesta en el palacio de Huis ten Bosch. Pero debido a la pandemia tuvieron que cambiar sus planes y celebrar lo que ellos aseguran fue una pequeña recepción en los jardines del palacio.

Según el Servicio de Información del Gobierno, que regula toda la información concerniente a la familia real, la fiesta se planeó de último minuto y habrían tenido unos 21 invitados. Pero medios como De Telegraaf rebaten esta información señalando que los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima permitieron realizar una fiesta con más de 100 asistentes.

Pese a que viven en un palacio con amplios jardines, los medios holandeses también critican que las medidas promulgadas por el gobierno neerlandés exigen que no hayan más de cuatro invitados a los hogares de cada familia, por lo que la familia real obviamente se saltó por mucho esta regla.

 

La Casa real se ha defendido alegando que la fiesta fue en los jardines, que a todos los invitados se les solicitó la prueba de la covid o que gracias a los espacios del lugar lograron mantener la correspondiente distancia. Igualmente no se ve muy bien a los ojos del resto que la familia real se salte las normativas mientras al resto se le pide permanecer en casa durante las navidades o los negocios del país se ven limitados.

La imagen de la heredera queda golpeada

Este episodio nos recuerda a lo sucedido en aquella misa de Palma donde la reina Letizia y su suegra la reina Sofía tuvieron ese momento polémico. Entonces el daño colateral fue Leonor que estresada por la obvia discusión entre las reinas, terminó haciendo un feo gesto a su abuela que fue muy criticado.

En este caso nos encontramos con que los reyes interpretan las normas a su gusto y deciden hacer una gran fiesta en honor a los 18 años de su hija Amalia. No sabemos si la princesa tuvo voz y voto en este plan, pero su imagen igualmente queda afectada por hacer una fiesta tan grande en plena pandemia no teniendo en cuenta al resto de su país.

 

No es la primera vez que Guillermo Alejandro y Máxima están en medio de una polémica similar, lo que les hace en uno de los peores ejemplos de la realeza europea. Solo hace falta compararlos con Isabell II, que decidió cancelar recientemente su tradicional cena familiar antes de Navidad. Con anterioridad fue noticia el lujoso y costoso yate que el rey Guillermo se compró en plena pandemia en 2020, mientras en su país muchos negocios permanecían cerrados por las restricciones. Y no podemos dejar de mencionar las polémicas vacaciones de la familia en Grecia cuando su gobierno recomendaba no viajar a los ciudadanos, entonces, incluso se fotografiaban con personas sin usar mascarillas. Su popularidad descendió tanto que tuvieron que pedir disculpas públicas en un vídeo. @mundiario

La Familia real de Holanda, ¿el peor ejemplo de la realeza?
Comentarios