Formoso pincha al afirmar que la sanidad gallega está peor que la de Járkov (Ucrania)

Lara Méndez, Valentín González Formoso y Carmela Silva. / PSdeG
Lara Méndez, Valentín González Formoso y Carmela Silva. / PSdeG

Dirigentes socialistas consideran un "despropósito" tal comparación que les "resta credibilidad" antes de la reunión de Rueda con Pontón y Formoso.

Formoso pincha al afirmar que la sanidad gallega está peor que la de Járkov (Ucrania)

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, recibirá este lunes a la líder del BNG, Ana Pontón y al secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso. Rueda, superado el debate de investidura, anunció que mantendría esas reuniones para abordar las cuestiones relevantes de Galicia, como los fondos europeos o la necesidad de formar y contratar más personal sanitario.

La oposición ha señalado que abordará la situación de la sanidad gallega en la reunión con Rueda como uno de los ejes centrales. Mientras Pontón hizo público con anterioridad su agenda de prioridades para esa cita, el alcalde socialista de As Pontes reunió este sábado a una decena de miembros de la permanente socialista y compareció ante los medios.

En esa comparecencia afirmó que "el colapso de las urgencias sanitarias" en Galicia es "más propia de Járkov que de Coruña o Vigo". Apostó así por hacer una comparación de la sanidad gallega con la situación en la ciudad rusófona de Ucrania en la que han caído 40 proyectiles al día, una de las más devastadas por la guerra.

Los teletipos de agencia recogían las declaraciones de Formoso y varios dirigentes socialistas, incluso alguno de los presentes en la reunión, se quedaba perplejo porque el secretario general del PSdeG hiciese pública tal valoración, considerando esas declaraciones como un "error" o un "despropósito a 48 horas de la reunión con Rueda".

Los socialistas temen que ese fallo haga perder credibilidad a un secretario general que sigue siendo un desconocido para la ciudadanía gallega y que no ha conseguido ningún impulso para los del puño y la rosa, que tienen riesgo real de perder votos y posiciones en próximos comicios electorales.

Formoso señalaba que hay pacientes gallegos que entran por urgencias y que esperan 48 horas hasta que le asignan una habitación, pero la comparación con Járkov no parece muy afortunada. El PP no ha perdido tiempo en tomar nota de unas declaraciones que podrán utilizar políticamente para intentar mostrar la falta de "solvencia" del alcalde pontés.

De hecho los propios profesionales sanitarios que reclaman más medios y personal para la sanidad pública de Galicia reniegan de una afirmación que se les puede volver en contra. "La sanidad pública gallega tiene dificultades pero nada que ver con lo que pueda estar pasando en los hospitales ucranianos", señala una médica de un PAC involucrada en la defensa de la sanidad pública.

Realmente, este es el segundo pinchazo de Formoso en relación a la guerra de Ucrania. Anteriormente los socialistas gallegos ya habían presentado una proposición no de ley en el Parlamento de Galicia en la que instaban al presidente ruso, Vladimir Putin, a poner fin a la guerra de Ucrania a la vez que respaldaban la posición del gobierno de España en relación al conflicto bélico. Fue Luis Álvarez, portavoz socialista quien la defendió en el pleno de O Hórreo recibiendo una durísima respuesta de la viceportavoz del BNG Olalla Rodil, que acusó a los socialistas de utilizar la guerra y los muertos para intentar erosionar a los nacionalistas por su posición no militarista.

Rodil llegó a decir que el propio portavoz socialista no estaba a gusto en aquel debate y que menos lo estaban muchos diputados socialistas incómodos con frivolizar con el tema de la guerra. Pero más dura si cabe resultó la intervención de la nueva secretaria general de los populares, Paula Prado, quien en sede parlamentaria se mofó de la iniciativa socialista, utilizando el estilo de las llamadas telefónicas del humorista Gila, por el simplismo de intentar solucionar la guerra de Ucrania desde el Parlamento gallego.

Estos pinchazos estratégicos de los de Lage Tuñas y Formoso preocupan especialmente porque se suceden antes del encuentro con el nuevo presidente de la Xunta. @mundiario

Formoso pincha al afirmar que la sanidad gallega está peor que la de Járkov (Ucrania)
Comentarios