A Coruña no recibe la inversión que merece

Vistas de A Coruña. / Xurxo Lobato
Vistas de A Coruña. / Xurxo Lobato
El Ayuntamiento y el Estado cicatean su inversión en A Coruña, mientras la Xunta de Galicia ralentiza su propia actuación.
A Coruña no recibe la inversión que merece

En cualquier ciudad, la política de inversiones, ya sean del municipio o de otras administraciones, dinamiza la actividad económica y en muchos casos es determinante para la inversión privada. La estructura del presupuesto municipal ofrece las claves para valorar la actuación de un gobierno local y entre ellas el capítulo de inversiones es la más destacada.

A Coruña está soportando un gran desfase entre las inversiones presupuestadas y las realmente ejecutadas, debido al retraso en la aprobación de los presupuestos anuales y también a dificultades de gestión que han sido reconocidas por el propio Gobierno local. En consecuencia, las inversiones previstas para el año actual, 57 millones, deban ser tomadas con cautela.

En 2021 no hubo presupuestos en A Coruña y fueron prorrogados los de 2020. En estos las partidas de inversión más destacadas eran: 5 m€ en saneamiento, 4,2 m€ en iluminación y 5,2 m€ para el convenio con Fomento sobre accesos a la A-6. En 2022 los principales proyectos son 5,5 millones de euros para vivienda pública en Xuxán, 7,8 m€ en iluminación, 3,2 m€ para el convenio relativo a la terminal de autobuses, 6,8 m€ para el acceso al Puerto Exterior y 5,2 m€ para el ya citado convenio de acceso a la A-6. El resto, un largo listado de actuaciones menores en reposición y mantenimiento de los servicios, si bien destaca 4,2 m€ en dependencias municipales.

Como se ve, muy pocas actuaciones relevantes para el futuro y casi ninguna de carácter estratégico. Necesidades como los accesos a la Estación Intermodal o al polígono de Vío, el vial 18, el Puente del Pasaje, que dependen en parte de la Administración del Estado, están en el cajón de las buenas ideas desde hace varios años.

El principal proyecto de la ciudad, la nueva fachada marítima, está paralizado por las desavenencias internas de la Corporación Municipal, donde el PSOE no se atreve a reivindicar su propio proyecto, el plan Busquets, mientras la Marea y el BNG se oponen a cualquier tipo de inversión. Todo envuelto en circunloquios sobre estudios y consensos.

El Ayuntamiento de A Coruña también carece de cualquier tipo de proyecto sobre la antigua Prisión provincial.

Vistas al puerto interior de A Coruña. / Mundiario
Vistas al puerto interior de A Coruña. / Mundiario

El Puerto, escaparate del PP

La Xunta asume actualmente los principales proyectos de inversión en la ciudad gracias al peso de la ampliación del Hospital. Sus proyectos también se ejecutan con parsimonia, para tratar de desgastar al Ayuntamiento. En paralelo ha comenzado a utilizar el Puerto como escaparate de lo que no hace la ciudad, iniciando el acceso público a sus instalaciones desafectadas del uso portuario y promoviendo actividades lúdicas y culturales.

Otro de los motores económicos de la ciudad es la política urbanística, lamentablemente poco ágil. La lentitud en la gestión de licencias se une a la falta de iniciativa sobre las pocas bolsas de suelo urbanizable de la ciudad: el polígono de San Pedro de Visma y piezas menores en As Xubias, Percebeiras o Adoratrices. Como consecuencia, la oferta de vivienda especialmente en alquiler disminuye y los ciudadanos se van a Oleiros, Culleredo o Cambre.

La dificultad del Ayuntamiento coruñés para lograr acuerdos con las demás Administraciones deriva en gran medida de la carencia de proyectos claros, bien definidos y respaldados presupuestariamente, de forma que se evite la confrontación innecesaria como ha ocurrido en torno a los terrenos portuarios sin que se haya logrado acuerdo alguno tras varios cambios de criterio del Ayuntamiento. Que el Estado ralentice la inversión en A Coruña tras el gran esfuerzo que significó el Puerto Exterior, no debería de ser asumido.

Si la ciudad tiene un extraordinario dinamismo en su sector privado, que deriva en una elevada tributación, el retorno en forma de inversiones estatales no es discutible. El Ayuntamiento de A Coruña sin embargo guarda silencio. @mundiario

A Coruña no recibe la inversión que merece
Comentarios