Sánchez vende a España en Davos como una economía fuerte y resistente ante los daños de la guerra

WEF22. / Twitter @sanchezcastejon
WEF22. / Twitter @sanchezcastejon
“España está conteniendo mejor que otros el daño de la guerra de Putin”, ha asegurado el presidente del Gobierno.
Sánchez vende a España en Davos como una economía fuerte y resistente ante los daños de la guerra

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró este martes en el Foro Económico Mundial de Davos, que España presenta una economía fuerte con reformas estructurales que, según él, están dando resultados “impresionantes” e incluso resisten mejor que otros países las consecuencias de la guerra rusa en Ucrania.

Asimismo, en su alocución frente al plenario del foro, lanzó un mensaje de confianza y fortaleza en la economía del país, pues según su criterio, hay razones para ser optimistas como por ejemplo, el aumento del empleo, la bajada del déficit fiscal, la recuperación de sectores como el turismo y la previsión de crecimiento del 4,3% para final de 2022. Un panorama que lo hizo presumir al decir que España “está conteniendo los daños mucho mejor que otras economías” ante los efectos de la operación militar rusa.

En cuanto a las perspectivas económicas a medio y largo plazo, señaló que los fundamentos de la economía de su país son aún más fuertes, haciendo alusión a instrumentos como el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, además de los fondos europeos Next Generation y la aprobación de los proyectos estratégicos PERTEs, siendo este último aceptado este martes por el Consejo de Ministros dirigido al sector de los microchips y semiconductores, que estará dotado con más de 12.000 millones de euros.

¿España será una líder mundial?

En este sentido, Sánchez manifestó su deseo de convertirse en el mejor socio de la industria “y en apoyar sus esfuerzos por ampliar y diversificar la producción de microchips para hacer frente a la creciente demanda y a las interrupciones en la cadena de suministro”.

Incluso, aseguró que “España no va a perder la carrera por las tecnologías más avanzadas. Al contrario, queremos situarnos a la cabeza del progreso industrial y tecnológico".

El actual presidente de España quiere que el país sea un líder mundial en sostenibilidad, acción que ve posible con las reformas estructurales en materia del mercado laboral y la de las pensiones que vislumbran un futuro optimista.

Por otro lado, alabó la importancia para España de haber conseguido junto con Portugal que la Unión Europea permitiera poner un precio límite al gas usado para generar electricidad, ya que facilitará rebajar el precio de la luz. @mundiario

Sánchez vende a España en Davos como una economía fuerte y resistente ante los daños de la guerra
Comentarios