Buscar

MUNDIARIO

Los Presupuestos 2021 entrarán en vigor en enero y con “fiscalidad progresiva”, según Hacienda

El país está a tan solo tres o cuatro meses de que haya un presupuesto sólido para afrontar la segunda etapa de la recesión con una posible nueva caída de otro tramo del PIB por un 3% adicional al -12% actual.
Los Presupuestos 2021 entrarán en vigor en enero y con “fiscalidad progresiva”, según Hacienda
La ministra de Hacienda de España, María Jesús Montero / Mundiario.
La ministra de Hacienda de España, María Jesús Montero / Mundiario.

España busca ponerse de acuerdo para conseguir el dinero que necesitará en 2021 a fin de reestructurar una economía sumida en la recesión. La crisis ahora se centra en la capacidad del Estado para lograr un consenso político que permita alimentar la arquitectura financiera con la que el Gobierno deberá evitar un colapso socioeconómico a gran escala el próximo año.

Y es que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha insistido este martes en que los Presupuestos de 2021 entrarán en vigor en enero y “contendrán una fiscalidad progresiva”, aunque ha reconocido que su entrada en vigor podría retrasarse "unos días", por lo que habría una "prórroga técnica" de las cuentas de la ministra.


Quizás también te interese:

Los precios en España cayeron menos en septiembre y suman seis meses a la baja


Esto implica que ahora el Ejecutivo inyectará liquidez de forma progresiva para administrar los presupuestos con equilibrio sin desbalancear sus mermadas cuentas fiscales, y se debe a que trata de no caer en déficit por sobresaturar la oferta monetaria para subsidios y créditos con capitales que excedan la partida presupuestaria destinada a la recuperación de la economía nacional.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno y titular de Hacienda ha reiterado que “el calendario de tramitación presupuestario se mantiene en tiempo y forma y en las próximas semanas se aprobará el techo de gasto y se tramitará en el Congreso y el Senado”.

Entonces, el país está a tan solo tres o cuatro meses de que haya un presupuesto sólido para afrontar la segunda etapa de la recesión con una posible nueva caída de otro tramo del PIB por un 3% adicional al -12% que llevó al Gobierno a admitir la crisis económica en agosto. @mundiario