Buscar

MUNDIARIO

Los precios en España cayeron menos en septiembre y suman seis meses a la baja

El retroceso de la inflación es una compuerta esencial para el Gobierno, que podría inyectar liquidez para estimular el consumo y la producción a fin de contener los precios redinamizar el consumo interno.
Los precios en España cayeron menos en septiembre y suman seis meses a la baja
El pasillo de un supermercado en Madrid / eleconomista.es
El pasillo de un supermercado en Madrid / eleconomista.es

La inflación no ha sido completamente contenida en España, pero su ralentización le ha permitido al Gobierno ganar tiempo. En este sentido, la pandemia ha sido una suerte de ventaja política y administrativa para el presidente Pedro Sánchez a fin de diseñar medidas económicas destinadas a controlar el sistema de precios para mantener a raya una creciente volatilidad que, en una recesión, sería muy perjudicial para la cuarta economía de la Unión Europea. 

Y es que los precios registraron en septiembre su sexto mes consecutivo de descenso, una tendencia ligada a los efectos de la pandemia de coronavirus que se ha moderado en los últimos meses.


Quizás también te interese:

El Gobierno aprueba el teletrabajo voluntario para 2,5 millones de funcionarios


Esto se debe a que la caída del consumo tras los rebrotes producidos después del fin del estado de alarma y con la reactivación de la economía, redujo la demanda en un 15% aproximadamente, lo cual se tradujo en flujos de cajas más bajos para las empresas inyectoras de oferta en productos y servicios. Su reflejo directo e inmediato ha sido en la inflación, que muestra cómo los precios se comportan  

El dato avanzado del índice de precios de consumo (IPC) publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) “cayó un 0,4% en septiembre en comparación con el mismo mes de 2019, una décima menos que en agosto, por la presión alcista de la electricidad y los paquetes de vacaciones”, según detalla el reporte del organismo.

Por lo tanto, el retroceso de la inflación es una compuerta esencial para el Gobierno, que podría inyectar liquidez para estimular el consumo y la producción a fin de contener los precios redinamizar el consumo interno sin que la financiación artificial de la economía impacte nuevamente en los precios, es decir, con los subsidios y las ayudas socioeconómicas. @mundiario