Nueva York reabre un caso contra BBVA y Santander por manipulación de bonos mexicanos

BBVA. / RR SS.
BBVA. / RR SS.
Un tribunal de apelaciones de Nueva York reaviva la demanda colectiva presentada por fondos de pensiones estadounidenses contra varios bancos, incluyendo las filiales de BBVA y Santander en México.
Nueva York reabre un caso contra BBVA y Santander por manipulación de bonos mexicanos

La demanda colectiva presentada en Estados Unidos contra bancos internacionales, entre ellos las filiales mexicanas de BBVA y Santander, por presunta manipulación de precios de bonos mexicanos, vuelve a estar en el centro de atención judicial. El Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito, con sede en Nueva York, ha anulado el archivo del caso decidido por un tribunal de distrito, ordenando que se reanuden los procedimientos. La sentencia, emitida el 9 de febrero, establece que los vínculos de los bancos con Nueva York son suficientes para que el tribunal sea competente.

La investigación de la Comisión Federal de Competencia Económica de México (Cofece) en 2017, que resultó en multas a varios bancos, incluidos BBVA y Santander, allanó el camino para la demanda colectiva de inversores institucionales estadounidenses en 2018. Estos inversores, en su mayoría fondos de pensiones, alegaron colusión en la compra y venta de bonos del gobierno mexicano por parte de los bancos demandados.

Aunque inicialmente se retiraron demandas contra filiales de BBVA México en diciembre de 2019, la batalla legal continuó. En noviembre de 2020, un juez desestimó las demandas restantes por falta de jurisdicción personal, pero los demandantes presentaron una moción de reconsideración en mayo de 2021. El tribunal de apelaciones, en su fallo del 9 de febrero de 2024, anuló las decisiones previas y devolvió el caso para un nuevo procedimiento.

Las entidades demandadas incluyen filiales mexicanas de BBVA, Santander, HSBC, Barclays, Citi, Bank of America y Deutsche Bank. Aunque JPMorgan y Barclays Bank llegaron a acuerdos para cerrar el caso, BBVA y Santander enfrentan la reanudación del proceso. JPMorgan acordó pagar 15 millones de dólares y Barclays, 5,7 millones, según documentos revelados.

Los demandantes alegan que los bancos conspiraron para manipular precios en diversas etapas, desde subastas hasta la venta a inversores. Argumentan que compartieron información y fijaron ofertas durante subastas de Banxico, vendieron bonos a precios inflados y acordaron amplios diferenciales de oferta y demanda. A pesar de los argumentos de los bancos sobre la falta de jurisdicción, el tribunal de apelaciones sostiene que la demanda plausiblemente establece la conexión de los demandados con Nueva York y su participación en la manipulación de precios.

La decisión judicial rechaza la teoría de los bancos de que la jurisdicción debe corresponder al lugar donde se fijaron los precios, destacando la relevancia de los vínculos de los demandados con Nueva York. La naturaleza de las ventas a través de intermediarios no altera la atribución de actos a los demandados, concluye la sentencia, abriendo la puerta a un nuevo capítulo en la batalla legal que involucra a BBVA, Santander y otros bancos internacionales. @mundiario

Comentarios