Planes de pensiones: un nuevo horizonte para el ahorro en España

Ahorro en España. / Mundiario
Ahorro en España. / Mundiario
Los planes de pensiones colectivos, hasta ahora reservados principalmente para grandes empresas, se extenderán por diversos sectores del tejido productivo español en los próximos años.
Planes de pensiones: un nuevo horizonte para el ahorro en España

En los próximos años, los planes de pensiones colectivos, conocidos también como planes de empleo, se convertirán en una realidad cada vez más común en el ámbito laboral español. Estos planes, tradicionalmente asociados a empleados de grandes empresas y organismos públicos, están ahora en proceso de expansión hacia sectores como el metal, la construcción, grandes almacenes, agencias de viajes, corredurías de seguros, entre otros.

La iniciativa, impulsada por el anterior ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, busca incorporar el ahorro colectivo para la jubilación en los convenios colectivos como una vía para que los trabajadores de pequeñas y medianas empresas, así como los autónomos, puedan acceder a planes de pensiones privados con aportaciones tanto de las empresas como de los propios empleados.

En este contexto, se destaca el acuerdo alcanzado en el sector de la construcción, donde sindicatos y empresas pactaron la creación de un plan de pensiones simplificado, gestionado por VidaCaixa, que beneficiará a más de un millón de trabajadores y potencialmente a 400.000 autónomos, con una proyección de alcanzar un volumen de 3.000 millones de euros en una década.

Convenio colectivo

Este impulso hacia los planes de pensiones colectivos también se está observando en otros sectores como el metal, donde se está negociando la incorporación de estos planes en el próximo convenio colectivo, y en grandes almacenes, donde se está analizando la posibilidad de incluir un plan de pensiones de empleo en el convenio vigente hasta 2026.

Los planes de pensiones colectivos funcionan mediante aportaciones realizadas por la empresa a favor de sus trabajadores, las cuales pueden descontarse de la base imponible del impuesto sobre la renta. Se prevé que esta medida contribuya significativamente al fortalecimiento del sistema de pensiones español, incentivando el ahorro privado para la jubilación y garantizando una mayor estabilidad financiera para los trabajadores en el futuro. @mundiario

Comentarios