Buscar

MUNDIARIO

La morosidad de los bancos españoles sube un 4,72% por la caída del crédito

Según los datos del Banco de España, correspondientes a los meses de junio y julio, “el saldo del crédito bajó al finalizar este último mes a 1,225 billones de euros, desde los 1,241 millones alcanzados en junio.
La morosidad de los bancos españoles sube un 4,72% por la caída del crédito
Sede del Banco de España / elindependiente.es
Sede del Banco de España / elindependiente.es

Cada vez se expande más el nivel de deuda del segmento de la población española que solicitó y recibió créditos antes de la crisis del coronavirus, lo cual reajustó el volumen de consumo una vez que la pandemia estalló y la economía se paralizó, pues ahora esas deudas han quedado prácticamente estancadas como flujos de capitales que circulan en los circuitos de consumo pero no retornan a los bancos, lo que podría generar una crisis de flujo de caja en cadena en las entidades financieras.

Y es que la morosidad de la banca española registró en julio el primer repunte del año y se situó en el 4,72%, contenida hasta ahora gracias a las medidas de apoyo del Gobierno y de las entidades. Es decir, la inyección de liquidez por parte del Ejecutivo permitió que los bancos mantuvieran sus reservas de capital en niveles estables sin verse afectadas por escasez de rentabilidad en intereses y retornos de créditos emitidos.


Quizás también te interese:

El Gobierno establece que el teletrabajo será voluntario y la empresa compensará gastos


Sin embargo, ya se empezó a notar un descenso del volumen de crédito, que podría continuar en los próximos meses, advierten desde el sector financiero. Esto implica que el consumo podría estancarse a largo plazo en la medida que los capitales comiencen a entrar un período de austeridad y no ralentizan los proyectos de inversión, los pagos de salarios y las contrataciones de nuevos empleados por la falta de financiamiento en el sector privado desde un sector bancario español que no aguanta otra recesión.

Según los datos publicados este martes por el Banco de España, correspondientes a los meses de junio y julio, “el saldo del crédito bajó al finalizar este último mes a 1,225 billones de euros, desde los 1,241 millones alcanzados en junio, aún en pleno estado de alarma, y gracias a los avales del ICO (Instituto de Crédito Oficial) y a las moratorias, entre otras medidas”.

Esta contracción tendría un considerable impacto del 50% sobre el producto interno bruto trimestral, lo que totalizaría una caída de los ingresos netos por consumo en el orden estimado del 2% sobre el PIB global de España a final de año. @mundiario