El auge de las energías renovables: un panorama global desigual

Energía renovable. / RR SS.
Energía renovable. / RR SS.
El 2023 marcó un hito en la ascensión de las energías renovables, con la solar y eólica liderando el camino hacia una transformación sostenible. Sin embargo, el despliegue no es uniforme, revelando disparidades geográficas.
El auge de las energías renovables: un panorama global desigual

El año pasado, la capacidad combinada de energía solar y eólica superó los 530 gigavatios (GW), un hito cuádruple en comparación con la capacidad total del sistema eléctrico español. Este crecimiento fue acompañado por un aumento del 35% en las ventas de coches eléctricos, que sumaron 14 millones de nuevos vehículos en las carreteras.

Sin embargo, a pesar de este avance, la brecha geográfica en la transición energética se ha vuelto más evidente. China y los países desarrollados concentraron más del 90% de la nueva capacidad renovable y el 95% de las ventas de coches eléctricos. Este desequilibrio, señalado por los técnicos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), destaca la falta de progreso en otras regiones del mundo.

La expansión de la energía solar fue especialmente destacada, con un crecimiento del 80% a nivel global. China, en particular, contribuyó significativamente a este aumento, representando más del 60% de la nueva capacidad instalada a nivel mundial. En contraste, la Unión Europea y Estados Unidos experimentaron aumentos más modestos, mientras que India, a pesar de ser el segundo país más poblado del mundo, mostró un crecimiento considerablemente menor.

Líder indiscutible

El sector eólico también experimentó un crecimiento notable, con China liderando el camino al duplicar su ritmo de crecimiento respecto al año anterior. Sin embargo, en Europa y Estados Unidos, el crecimiento fue más moderado, e incluso se registró una contracción en EE. UU.

En cuanto al mercado de vehículos eléctricos, China continúa siendo el líder indiscutible, con ocho millones de unidades vendidas en 2023. Le siguen Europa y Estados Unidos, aunque las ventas en los países en desarrollo, como India, siguen siendo mínimas en comparación. Aunque el progreso en la movilidad eléctrica va más allá de los automóviles, con un aumento en la adopción de vehículos de dos y tres ruedas, la disparidad en la transición hacia una movilidad más limpia sigue siendo evidente en todo el mundo. @mundiario

Comentarios