Nadal y el año de su resurrección

Rafael Nadal
Rafael Nadal. / Google

El tenista español regresó al más alto nivel por la puerta grande. Dominando a placer el circuito masculino y regresado al sitial de honor con una exhibición superlativa de él mismo.

Nadal y el año de su resurrección

Nadal regresó por la gloria, vaya y de que forma la ha conseguido. Tras sufrir lesiones que le mermaron en nivel, el mallorquín supo aprovechar cada oportunidad para volver a hacer el tenista dominante de la década pasada con un año inigualable en lo deportivo.

El balear fue uno de los tres tenistas en ganar cinco títulos en el presente año y sin duda su principal meta para el venidero 2018 es por lo menos emular tal cantidad, aunque conociendo la exigencia competitiva de Nadal en su mente está poder quebrar esos registros cuando arranque la temporada.

El hispano fue dominante casi todo el año con 67 victorias de los 77 partidos que disputó en el calendario, sumándole las coronas en Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roland Garros, el Abierto de Estados Unidos y Pekín.

La premisa para él es tratar de mantener el nivel y poder seguir en la élite del tenis mundial con una edad (32 años) que puede pesar, pues comenzará la cuenta regresiva para el final de su carrera.

El español debe mantenerse enfocado en lo que quiere y pesar la inteligencia sobre lo físico para así conseguir los resultados que trace durante el año que está por venir.

Nadal y el año de su resurrección
Comentarios