Buscar

MUNDIARIO

Messi pone a soñar al Barcelona con Europa y Setién respira en el banquillo

El líder y capitán no falló en  la noche europea, por ello el cuadro catalán logró la clasificación a los cuartos de final de la Liga de Campeones. De momento el entrenador culé conserva su puesto.

Messi pone a soñar al Barcelona con Europa y Setién respira en el banquillo
Messi y Suárez celebran el gol. / AS
Messi y Suárez celebran el gol. / AS

El FC Barcelona superó el primer obstáculo que tenía en camino en su carrera por llegar a la final de la Champions y conquistar el ansiado trofeo europeo. Liderados por Messi, un gran cierto de Lenglet y un penal cobrado por Suárez, los blaugranas superaron 3-1 al Nápoles en duelo disputado en Camp Nou.

El duelo sin duda era de trascendencia para ambos clubes, para los italianos la posibilidad de llegar por primera vez a unos cuartos de final en la cita europea. Para los blaugranas aun no se ha ganado nada y la carrera por la gloria sigue, pero el encuentro sirve para calmar un poco las aguas y disipar algunas dudas acerca de si Messi y compañía están en condiciones de ganar la Liga de Campeones.

Lenglet subió el primer tanto en el electrónico, cuando parecían que los napolitanos dominaban el encuentro, pero un córner a favor de los de casa, consiguió bien colocado al central blaugrana que la mandó a guardar. Sin duda, el tanto les bajó los humos a los chicos de Gattuso y a los pocos minutos Messi mostró la magia que tanto lo caracteriza, dejo atrás a dos rivales, se benefició de un rebote, cayó al suelo, se levantó y sin visión clara de la portería disparó un zurdazo ajustado al palo imposible para el guardameta Ospina.

Messi marca el 2-0 frente al Nápoles - Marca

Con el 2-0 ya se percibía la sentencia para el club italiano, que nada pudo hacer. Messi colocó el tercero en el electrónico, pero fue anulado tras revisión del VAR, tras mano previa del argentino. Precisamente tras otra revisión del VAR, el colegiado turco, Cakir, señaló un penalti a favor de los culé, tras una fuerte entrada de Koulibaly sobre Messi. Realmente fue una patada de escándalo que dejó al 10 blaugrana cojeando y con rostro de preocupación en el banco. Luis Suárez cobró la pena máxima y colocó el 3-0 antes del descanso.

Se pensó que Messi no volvería para la segunda mitad, sin embargo, el capitán estaba presente para seguir impartiendo cátedra y buen futbol. Los napolitanos recortaron distancias a los 50 minutos, gracias a una falta de Rakitic sobre Mertens, y fue Insigne quien marcó desde los 11 metros. Con el 3-1 en el electrónico los de Gattuso entraron de nuevo en el partido, pero se les hizo larga la noche y aunque estuvieron cerca de marcar un par de goles más que les diera la clasificación, les faltó acierto.

Ahora el próximo 14 de agosto en Lisboa, el Barça se medirá al Bayern Múnich en los cuartos de final de la Liga de Campeones. Los bávaros dominaron sin piedad al Chelsea y se impusieron en la vuelta con marcador de 4-1 y un global de 7-1.

Lewandoski se lució en otra noche europea, con dos goles - AS

Hay que recordar que los partidos de cuartos de final y posteriormente la semifinal, se jugarán a partido único, por lo que sin duda serán duelos de alto voltaje. Ahora le toca a Setién preparar una nueva final en 7 días ante el vigente campeón de Alemania y que busca cerrar la temporada con triplete. @mundiario