El Madrid de Solari suma y sigue

Jugadores del Real Madrid. / @realmadrid
Jugadores del Real Madrid. / @realmadrid

El conjunto merengue le endosó una manita al Viktoria Plzen para seguir en racha y en la dinámica positiva de los últimos tres partidos. El campeón de Europa comienza a reconstruirse a base de pegada, goles y buenos resultados.

El Madrid de Solari suma y sigue

Una victoria balsámica. Así ha definido Álvaro Odriozola la manita del Real Madrid al Viktoria Plzen en el Dosaan Arena. Con un doblete de Benzema, otros de Casemiro y Bale y una obra de arte de Toni Kroos, el conjunto madrileño dirigido por Santiago Solari vapuleó al equipo checo para seguir en la dinámica positiva. Los merengues suman y siguen.

Solari se sometió a un nuevo examen, esta vez en la máxima competición europea, y lo aprobó con nota alta. Los locales salieron a morder y tuvieron ocasiones para abrir el marcador en los primeros minutos del compromiso, frente a un Madrid desconcertado que aún no entraba en contexto. Al minuto 9, Hrosovsky forzó una acción por banda izquierda que acabó en un potente centro que golpeó nacho y se estrelló en el poste.

Sergio Ramos escenificó la inestabilidad defensiva del Real Madrid en los primeros compases y como prueba de ello, un codazo a Havel que con el VAR –que será implementado en Champions a partir de la próxima temporada– le habría costado la roja directa. Una vez más, el capitán salió impune. Una agresión más al oscuro historial del de Camas. El rival, en tanto, acabó con la nariz rota y no pudo acabar el primer tiempo.

Pero volviendo a lo que nos compete –el fútbol–, el Real Madrid espabiló y se enchufó en el partido a base de garra y pegada y apabulló a un modesto Viktoria Plzen. Para enmarcar, el partido de Karim Benzema. El francés estuvo inspirado. Fue su noche. El ex Lyon estuvo muy activo en la faceta ofensiva, con acierto en cada balón que pasaba por sus pies y así abrió el marcador: desde la izquierda, realizó dos recortes en velocidad antes de definir con calidad y dejar sentado al rival. 

Casemiro duplicó la ventaja tras un saque de esquina de Toni Kroos y el equipo checo ya sacaba a relucir su gran punto débil: las jugadas a balón parado. Minutos después, Benzema sellaba su doblete tras una asistencia de cabeza de Bale y superaba así la barrera de los 200 goles con el Real Madrid. Y el 0-4 lo selló el galés antes del descanso con un espectacular zurdazo en el corazón del área. En apenas 3 minutos, el conjunto merengue lo que, hasta el momento, había sido incapaz de hacer: sentenciar un partido.

Para los segundos 45 minutos ya quedaba poca historia. El Madrid aprovechó los espacios de un Viktoria Plzen para hacer más daño y la frutilla del pastel fue el ingreso de un Vinícius con una hambre de gloria. El brasileño entró con el acelerador a tope y lo intentó, pero no estuvo fino acertando las acciones de peligro. Pese a ello, el carioca asistió a Kroos para un auténtico golazo que selló la goleada y rubricó la manita al equipo checo.

De esta manera, el Madrid de Solari sigue en racha: tres de tres y con una diferencia de gol abrumadora (+11). El Real Madrid del técnico argentino goleó y gustó, pero aún tiene como asignatura pendiente enfrentarse a un rival que le plante cara. El próximo destino europeo: el Olímpico de Roma. @mundiario

El Madrid de Solari suma y sigue
Comentarios