Un Madrid sin fondo de armario

Once titular del Real Madrid ante Athletic. realmadrid.com
Once titular del Real Madrid ante Athletic. / realmadrid.com

El técnico Carlo Ancelotti, que siempre defendió una plantilla corta desde que llegó nuevamente a Valdebebas, está limitando mucho las rotaciones en su 11 titular.

Un Madrid sin fondo de armario

Muchas caras conocidas sin minutos. Últimamente, cuando vemos un partido del Real Madrid solemos observar las mismas caras en el campo así como en el banquillo. Podemos decir que Carlo Ancelotti no cuenta con todo el grueso de su plantilla, sino que ha tomado la decisión de confiar en un grupo muy reducido de jugadores y tirar con ellos hasta el final de temporada. 

Cualquier aficionado al fútbol, si viese el elenco de estrellas que tiene el Real Madrid ahora mismo en el banquillo, seguramente pensaría que están jugando una primera eliminatoria de copa o incluso un partido amistoso de pretemporada. Nada más lejos de la realidad. Y es que Carlo Ancelotti no confía en muchas de sus estrellas que antaño le dieron títulos al club blanco -véase Gareth Bale- o que llegaron al Bernabéu prometiendo goles y espectáculo pero acabaron siendo un suplente más, como es el caso de Eden Hazard.

Comenzando por el primero, el Expreso de Cardiff, no hace falta decir que su presencia esta temporada ha sido totalmente residual. Por todos es sabido que tiene más su cabeza en Gales y en el golf que en su actual club. Tampoco ayuda la poca confianza que tiene el míster en él. Y es que está claro que dos no se pelean si uno no quiere. Pues en este caso, ni Ancelotti cuenta con él, ni Bale demuestra muchas ganas de querer jugar.

Con el segundo, el exjugador del Chelsea, es otro caso muy diferente. Llegó para suplir la siempre difícil marcha de Cristiano Ronaldo y no ha estado a la altura de las circunstancias. Primero, con sus incertezas sobre su peso y más tarde con sus lesiones, que no han sido pocas, le han acabado relegando a un banquillo que cada vez tiene menos la confianza de su entrenador.

Otro caso mencionable es el de Isco Alarcón. El malagueño fue una de las piezas clave en el primer ciclo del entrenador nacido en Reggiolo, superando la treintena de partidos en las dos temporadas en las que coincidió con él, pero en esta segunda etapa no ha conseguido meter en ritmo de competición al exjugador del Málaga. Sus apariciones no han sido muy destacadas en los minutos que le ha brindado su entrenador y últimamente está siendo tercer o cuarto cambio en los encuentros. Sabiendo que su contrato finaliza este año, todo indica que buscará un cambio de aires este verano.

Sin recambio para Benzema

Otra parte preocupante de la plantilla blanca es la posición de ariete, en la cual ninguno de los dos delanteros que tiene en nómina el Real Madrid, a parte de Benzema, están cumpliendo con las expectativas. Tanto Mariano como Luka Jovic no cuentan con la confianza de Carlo Ancelotti. Eso quedó más que claro en el último partido de copa del rey en el que , teniendo al serbio en el banquillo, decidió poner a Eder Militao, un central, de delantero. 

Sabiendo que Benzema estuvo entre algodones para poder disputar en condiciones el duelo contra el PSG, el técnico italiano volvió a dejar claras sus intenciones contra el Villareal decidiendo poner a Gareth Bale en la punta de ataque y dejando en el banquillo a Luka Jovic, dándole entrada en el minuto 74 y teniendo el serbio la última ocasión del encuentro para mandar al larguero una vaselina sobre Gerónimo Rulli.  Entre los dos han costado 85 millones de euros y no han tenido un rendimiento acorde a las circunstancias.

Luka Jovic y Mariano Diaz, delanteros del Real Madrid.
Luka Jovic y Mariano Diaz, delanteros del Real Madrid.

El centro del campo, intocable

Los jugadores que copan la gran mayoría de los minutos en la sala de máquinas blanca son los tres de siempre: Casemiro, Kroos y Luka Modric. Aún teniendo jugadores con un potencial y un futuro prometedor como son Fede Valverde o Camavinga, al técnico italiano le cuesta mucho no alinear a los mismos en el centro del campo. En el caso de Casemiro, que lo ha jugado prácticamente todo, es una pieza fundamental en el campo y los datos así lo corroboran.

En sus últimas temporadas en el Real Madrid, el equipo concede más goles sin él y sufre mucho más cuando el brasileño no esta en el terreno de juego. Los casos de Kroos y Modric son algo diferentes, pero siguen los mismos derroteros. Son jugadores ya veteranos pero el Real Madrid no ha encontrado recambios naturales para ellos. Y es normal no haberlo conseguido porque son jugadores de talla mundial. Encontrar a un jugador con la visión de juego y desplazamiento del alemán es tarea complicada, lo mismo se podría decir de la búsqueda de sustituto de un Modric que sabe como muy pocos moverse entre líneas,con una lectura del juego exquisita y un sentimiento de colectividad destacable.

Modric, Casemiro y Kroos, los mediocampistas de ensueño. realmadrid.com
Modric, Casemiro y Kroos, los mediocampistas de ensueño. realmadrid.com

Por todo esto y mucho más que los lectores y periodistas no sabremos ya que no estamos en cada entrenamiento del conjunto blanco ni dentro del vestuario, podríamos decir que Carlo Ancelotti ha decidido contar con muy pocos jugadores e ir con ellos hasta donde aguanten. Debido al importante partido de octavos de Champions contra el PSG, este fin de semana en el encuentro contra el Villareal (0-0 en el estadio de la Cerámica) ha dado bastantes minutos a jugadores que  hasta hace poco no entraban mucho en sus planes. Jugadores como Bale o Marcelo fueron de la partida y disputaron casi todo el encuentro, siendo conscientes de que tanto Benzema como Ferland Mendy no iban a jugar para llegar al partido de Champions y la ya sabida poca confianza que tiene el mister italiano en los sustitutos del delantero galo.

Esta decisión de contar con muy pocos jugadores dista mucho de su última etapa en el conjunto blanco (temporadas 2013-15) en la cual sí que tenía "metidos" a muchos más jugadores y repartía más los minutos. También es cierto que tenía mejor plantilla que este año con jugadores como Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso, Sergio Ramos o Raphael Varane. Este plan de ruta que contempla el cuerpo técnico merengue dependerá de varios aspectos: el primero y más importante es el número de lesiones que sufra la plantilla de aquí al final de temporada, sabiendo que a cuanta más carga de partidos lleve un jugador, más propenso puede ser a lesionarse. El segundo aspecto sería lo lejos que pueda llegar el conjunto blanco en la Champions, ya que, aun estando eliminados de la Copa del Rey, llegar a las fases finales del torneo europeo, les llevaría a más carga de partidos por semana lo que conllevaría a más minutos y menos descanso. @mundiario

Un Madrid sin fondo de armario
Comentarios