Mauricio Pochettino le ganó el duelo táctico a Carlo Ancelotti

Verratti le gana el duelo a Casemiro. es.psg.fr
Verratti le gana el duelo a Casemiro. / es.psg.fr

Pochettino sorprendió con un agresivo pressing con el que anuló el mediocampo de Ancelotti. Además su plantel manejó el balón con criterio y fue físicamente superior. 

Mauricio Pochettino le ganó el duelo táctico a Carlo Ancelotti

Un Madrid sin alma. Mauricio Pochettino dispuso de presión alta desde el primer minuto, tuvo más posesión (58%) y su medio campo estuvo solido en defensa y muy atento a las segundas pelotas para darle equilibrio al 4-3-3 y salir con una victoria de 1-0 ante el Real Madrid de Carlo Ancelotti. El cuadro parisino, además, fue claramente superior en el aspecto físico ante un rival que le faltó oxígeno y atrevimiento.

Hay una estadística que lo resume todo; cero disparos al arco para el Madrid. Es alarmante, sobre todo porque su rival registró ocho. Muy pocas veces en la vida veremos al equipo merengue respetando tanto a un rival y cediendo a tal punto la iniciativa que se quedó sin carácter, y, peor aún, sin alma. Pochettino le ganó el duelo táctico a Ancelotti con pressing, físico y verticalidad.  

El PSG hizo la tarea. Más allá del justo 1-0 defendió el Parque de Los Príncipes con uñas y dientes. Manejó el balón (58% de posesión) con un elegante 91% de presión en los pases. Fue claramente superior a su rival y pudo haber goleado de no ser por Thibaut Courtois, quien detuvo tres remates, entre ellos un penalti de Lionel Messi.

Ancelotti salió con su equipo ideal, un 4-3-3 con Marco Asensio en lugar de Rodrygo. Decidió cambiar el técnico italiano justo cuando necesitaba piernas para la marca y también para la contra. Su primera modificación al minuto 72’ confirmó su error (Rodrygo por Asensio).

SIN FÍSICO Y ACTITUD

Con el partido 0-0 y un PSG soberbió en busca de la victoria no huno una señal de reacción. El Madrid no descifró la presión alta ejecutada por su rival y con el paso de los minutos se fue conformando con el empate. Fue ahí cuando faltó jerarquía. Faltó ese jugador que empuje. Hazard y Bale, estaban en el banco, pero entraron al minuto 82’ y 87’.

Angel Di María marca a Vinícius Jr. realmadrid.com
Ángel Di María marca a Vinícius Jr. / realmadrid.com

Preocupa y mucho la actitud del plantel, pero más aún la diferencia física mostrada por el equipo francés. En una agenda tan apretada con la disputa de cuatro competencias además de las eliminatorias al Mundial hay que tener un plantel amplió en óptimas condiciones físicas. No sabemos si al equipo blanco le faltó oxígeno para ir al ataque o ánimo para atreverse. En algunos tramos del partido no había ni una pizca de ambas.

Tampoco hubo fe como para apostar por un contragolpe, y pensar que solo hacía falta un grano de mostaza, suficiente para mover montañas. El Madrid fue emboscado y cayó en la trampa, se fue acomodando al empate y fue castigado por su niño soñado: Kylian Mbappé (94’).

Con todas estas señales los ajustes nunca llegaron. Carvajal salió al minuto 72’ físicamente desgastado, lo mismo que Luka Modric al 82’. Pochettino, en cambio, hizo solo dos modificaciones pese a que apretó en la marca desde el minuto inicial y jugó al ataque en todo momento. Acumuló 21 remates, ocho de ellos con opciones de gol y siete tiros de esquina, un vendaval tomando en cuenta que su rival se fue con tres intentos dispersos ninguno con dirección de arco y un tiro de esquina.

PSG ganó y esa mínima diferencia puede ser clave. Un empate por cualquier marcador en el Santiago Bernabéu el 9 de marzo será suficiente para avanzar de ronda y colocarse la etiqueta de aspirante serio al título. @mundiario

Mauricio Pochettino le ganó el duelo táctico a Carlo Ancelotti
Comentarios