El Levante y el Athletic de Bilbao no pasaron del empate en San Mamés

Iñigo Martínez cabecea para colocar el empate. / RR.SS.
Iñigo Martínez cabecea para colocar el empate. / RR.SS.
Vascos y valencianos igualaron 1-1 en el partido de ida de la semifinal de la Copa del Rey. Los de Marcelino no pudieron frenar a los de Paco López y todo se decidirá en la vuelta. 
El Levante y el Athletic de Bilbao no pasaron del empate en San Mamés

El gol de visitante ayuda. No hay que olvidar que las semifinales de la Copa del Rey se juegan en formato de ida y vuelta, pero se mantiene la regla del tanto de visitante, situación que favorece por el momento al Levante, luego que el partido finalizó 1-1 en San Mamés, es decir, en casa del Athletic de Bilbao. 

Fuen un partido muy parejo de principio a fin, incluso se podría decir que fue un tiempo para cada equipo, los de Paco López se plantaron firmes en la primera parte e intentaron asaltar la Catedral, el empate es un gran premio para los valencianos, quienes precisamente abrieron el marcador. 

Desde el pitazo inicial los jugadores del Levante arrancaron con intensidad, mucho orden y presión, aunque las ocasiones de gol eran pocas, no faltaron las ganas, mientras que los bilbaínos lucían distraídos y sin enfoque. 

Por supuesto las ocasiones de gol no fueron muchas, por los vascos Williams y Muniain tuvieron algunos destellos sin inquietar a sus rivales, los valencianos si aprovecharon una gran jugada de Melero quien a los 26 minutos aprovechó que estaba solo en el área, remató pero la pifió, sin embargo la fortuna lo acompañó y tras el rebote controló como debe ser y batió a Unai Simon para el 1-0. 

El conjunto levantinista supo controla el partido con el marcador a su favor, el centro del campo era una muralla impenetrable para los bilbaínos, por ello se llegó al descanso con la ventaja para los visitantes. 

Tras el descanso, Marcelino realizó un triple cambio y se notó el efecto en el conjunto rojiblanco, que recuperó ese ritmo y  control que ha tenido en LaLiga en los últimos partidos. La recompensa para los vascos llegó a los 58 minutos, tras un tiro de esquina que ejecutó Muniain  y permitió que Iñigo Martínez cabeceara a placer y colocó las tablas en el marcador con el 1-1. 

No se rindió el Levante que trató por todos los medios de buscar ese segundo gol que le diera algo más de ventaja en esta eliminatoria, pero los leones ya se habían despertado y defendieron su área con fuerza y con garra. Pero ambos equipos prefirieron no arriesgar más y dejar todo para la vuelta que, sin duda alguna será un duelo de alto voltaje. @mundiario

El Levante y el Athletic de Bilbao no pasaron del empate en San Mamés
Comentarios