Juegos Olímpicos sin espectadores: ¿Ayudará en algo esta medida?

Tokio 2020, Serán los Juegos Olímpicos menos vistosos. / Twitter
Tokio 2020, Serán los Juegos Olímpicos menos vistosos. / Twitter
Finalmente el Comité Olímpico de Tokio, así como las autoridades gubernamentales niponas y demás involucrados, decidieron que los juegos se disputarán sin público.
Juegos Olímpicos sin espectadores: ¿Ayudará en algo esta medida?

¿La medida es justa? Ya está confirmado que los Juegos Olímpicos de Tokio se disputarán sin la presencia de público, es decir, lamentablemente quienes hayan adquirido boletos para presenciar no solo la ceremonia inaugural, sino también cada una de las competencias no podrán asistir a los distintos recintos deportivos, pero la gran inquietud o interrogante es si ¿Con esta medida se evitarán más contagios? o incluso ¿No sería más prudente suspender el evento olímpico?

Hay varios puntos que aclarar e incluso repasar y analizar en relación a esta medida. Es cierto que ya los Juegos Olímpicos Tokio 2020 sufrieron la suspensión obligada tras la pandemia que se generó el año pasado, una situación que afectó al mundo entero e incluso alteró el calendario deportivo en todos los ámbitos, por citar los más recientes, en el fútbol la Eurocopa y la Copa América fueron postergadas también y la primera se jugó con acceso limitado de público, mientras que la segunda se disputó a puerta cerrada. 

En el caso de la Euro se dividió el desarrollo del evento, es decir, la organización se dividió en diversas sedes, lo que quizás favoreció un poco la distribución de los equipos, sus respectivos integrantes, así como familares y personal involucrado, en Surámerica la situación fue distinta, primero porque hubo un conflicto político en Colombia país que junto a Argentina tenía asignada la organización de la Copa América, pero finalmente se terminó designando a Brasil, ya que el país natal de Messi tampoco estaba en condiciones de albergar un evento de esa magnitud, precisamente por la cantidad de casos de contagiados por el coronavirus. 

¿Por qué hago este preámbulo? Ciertamente los juegos inician este 23 de julio y se extenderá hasta el 3 de agosto, es decir, en menos de dos semanas arranca el certamen olímpico y Japón, país sede del magno evento declara un nuevo estado de emergencia por los aumentos de casos de la Covid-19 en distintas regiones, pero principalmente en la capital, es decir, Tokio. Entonces me viene la pregunta principal ¿Solo con la ausencia del público en los juegos se controlarán los contagios?.

No soy médico, tampoco especialista en epidemiología, como tampoco formo parte de ningún ente de salud, pero aunque ciertamente se pueden disminuir los riesgos de contagio entre los atletas y los protocolos serán estrictos en cada burbuja, en mi humilde opinión creo que no sería prudente que los juegos se lleven a cabo. 

Es lógico que pensar en una suspensión a estas alturas no sería factible, muchas delegaciones ya están concentradas en territorio nipón, cumpliendo con los protocolos sanitarios, ya fueron organizadas en las llamadas burbujas y sin duda alguna el impacto económico que generaría esto en las distintas federaciones de cada país es difícil de calcular. 

Ahora bien, la medida más práctica es que no asista público a los recintos deportivos, obviamente se evita la aglomeración de personas en las calles, se disminuye el uso del transporte público y demás medios de traslado y por supuesto se respetará el llamado distanciamiento social, pero a todo esto entonces surge otra pregunta: ¿Será emocionante para los atletas no sentir el apoyo del público?, ¿Será interesante ver cada competición por televisión, servicio de streaming o internet?.

Espectáculo sin brillo 

Ya lo mencionaron algunos jugadores, entrenadores y demás personalidades vinculadas al fútbol y citando nuevamente el ejemplo de la Eurocopa, una de las principales motivaciones que tuvieron las selecciones de fútbol participantes en el certamen fue contar con el público, animando, aupando y vibrando con cada jugada, con cada gol, con el partido en si. Si trasladamos esto a los Juegos Olímpicos, es absurdo pensar que un atleta no desea mostrarse frente al público, levantar una medalla frente a los espectadores, recibir los aplausos, los gritos de aliento, de ánimo. 

Estadio Olímpico de Tokio - Twitter

Estoy convencido que todo este tema de la pandemia ha sido difícil para todos los sectores, es decir, para el deporte, la gastronomía, el arte y la música, el cine, cada uno se ha visto afectado económicamente y emocionalmente, la esperanza de contar con el público, con el consumidor, con el espectador, siempre aumenta la motivación. También comprendo que es complicado desarmar toda una logística, toda una gran organización de un certamen deportivo de carácter mundial como las Olimpiadas, pero sonará reiterativo e insistente, ¿Es necesario que se realicen los juegos en un país que acaba de declarar estado de emergencia?

Explicación de las autoridades

Creo que es una medida en cierto modo prudente, la de no permitir espectadores, como comenté en párrafos anteriores, por lo menos ayudará en gran medida a evitar mayores contagios, se disminuye el riesgo para la población local, así como también para los atletas y delegaciones, aunque se sacrifique la vistosidad, el espectáculo implícito en cada disciplina y la posterior ceremonia de premiación. 

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, declaró: "Hemos demostrado esta responsabilidad desde el día del aplazamiento. Apoyaremos cualquier medida que sea necesaria para tener unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos seguros para el pueblo japonés y todos los participantes".

Thomas Bach, Presidente del COI. / Twitter

Por su parte, Seiko Hashimoto, presidente del comité organizador Tokio 2020, también lamentó que se haya tenido que recurrir a esta medida: "Es extremadamente triste que los Juegos se lleven a cabo de una manera muy limitada ante la propagación de los contagios de coronavirus. Lo siento mucho por los poseedores de entradas y los residentes locales que esperaban con ansias los Juegos".

Seiko Hashimoto, presidente del comité organizador Tokio 2020. / Twitter

Esperanza en algunas prefecturas

No todo es negativo y quizás habrá algunas competiciones que podrían tener presencia de público, ya sea porque los recintos deportivos están ubicados en regiones menos afectadas por el coronavirus y porque algunos serán en espacios abiertos. En estos casos se aplicaría el tope del 50% de aforo con un máximo de 10.000 personas. Quedarían exentas, de momento, las pruebas que tiene lugar en las prefecturas de Enoshima (vela), Sapporo (fútbol, maratón y marcha), Fukushima (béisbol), Miyagi (fútbol), Ibaraki (fútbol). Entre tanto Tokio, Chiba, Kanagawa y Saitama, permanecerán cerradas al público. 

Solo espero y se que muchas personas en el mundo se unirán a este clamor, pero deseo que este evento deportivo se realice sin contratiempos, sin sobresaltos y sobre todo que los atletas se mantengan sanos antes, durante y después del certamen, que aunque el público no pueda disfrutar del espectáculo, los equipos, las delegaciones y cada atleta disfrute la competencia y alcance el objetivo planteado, quizás cada medalla ganada tendrá aun más valor, especialmente por el contexto que se está viviendo en el mundo. @mundiario

Juegos Olímpicos sin espectadores: ¿Ayudará en algo esta medida?
Comentarios