El Real Madrid inventa el robo subrogado y lo ejecuta de manera perfecta a través de su filial

arbitro_interior_4_ampliada_opt
González González haciendo el saludo romano a Florentino. / RRSS

Comienza 2016 tal y como acabó 2015, con González González metiendo al Real Madrid en la liga tras un sibilino arbitraje en el palacio de vacaciones de Florentino.

El Real Madrid inventa el robo subrogado y lo ejecuta de manera perfecta a través de su filial

No respetó el refranero González González en el primer partido de la Liga Florentino Pérez del año 2016. El tan manido "año nuevo vida nueva", fue más bien la rutina del atraco semanal del Real Madrid desde el comienzo de los tiempos. No entendemos como el embarazo subrogado está prohibido en España, pero se pueden subrogar sin disimulo tipos penales de la gravedad del robo. Solicitaremos permiso para incluir el Clásico de hoy en el Mapa de Robos del Real Madrid que circula por la red desde el mes pasado.

Salió el Espanyol al Pequeño Bernabéu más acelerado que James por la M-40, seguido de cerca por el trencilla que, al igual que la Policía Nacional con el colombiano, veía infracción tras infracción pero se limitaba a seguir a los ejecutores con la mirada, sin detener las patadas, agresiones e insultos de los jugadores "merengues". Se cree que la falta de amonestaciones se debe a que tenía miedo que al sacarse las tarjetas del bolsillo se le cayera el carnet de socio del Real Madrid.

A la altura de los jugadores un público a imagen y semejanza del de Chamartín: si en la Castellana se acumulan miles de piperos, en el Pequeño Bernabéu lo hacen centenares de poligoneros; si en Madrid se pita a Piqué por independentista, pues en Cornellá se le silba por antimadridista; si en el Bernabéu se escucha el "Messi paga ya", a las afueras de la Ciudad Condal se corea el mismo cántico pese a que el club blanquiazul le debe 51 millones a las arcas públicas; si en la Casa Blanca se celebran las victorias del Madrid y los empates del Barça en Cibeles, pues en pericolandia no iban a ser menos aunque no les llegue para la fuente.

González González, los palos, y los postes, se bastaron para estropear el inicio de año al Barcelona. Sin embargo, gracias a la financiación de un siempre solidario Florentino millones de niños madridistas creen de nuevo en un renovado Santa Claus, que simplemente ha cambiado al viejo de pelo blanco y su uniforme rojo, por un joven pelirrojo con uniforme blanco, que tras obsequiar con dos penalties inexistentes y perdonar otros dos al Real Madrid en su encuentro contra la Real Sociedad, les ha regalado hoy uno de los arbitrajes más sibilinos que se recuerdan desde aquel de Undiano Mallenco en la Final de Copa de 2011, rematado con el descaro de los dos minutos de añadido en un partido con 36 faltas, 16 córners, 3 cambios, más rampas que en el Tourmalet, y pérdidas de tiempo desde el minuto 5. Mañana desde Mestalla un nuevo episodio del esperpento de la Liga Florentino Pérez. @SirDanielC

>Este artículo también se ha publicado en la web de su autor www.bloggol.es

 

El Real Madrid inventa el robo subrogado y lo ejecuta de manera perfecta a través de su filial
Comentarios