La elección del presidente del Dépor podrían resolverla dos de sus miles de accionistas

Tino Fernández. / Mundiario
Tino Fernández. / Mundiario

Tras la última ampliación de capital, en el Deportivo de La Coruña se posicionaron con mucha fuerza los grupos empresariales de la cervecera coruñesa Estrella Galicia y de Tino Fernández, cuya firma más conocida es la tecnológica Altia, una exitosa empresa cotizada en Bolsa.

La elección del presidente del Dépor podrían resolverla dos de sus miles de accionistas

La elección del nuevo presidente del Deportivo de La Coruña se vuelve un tanto enigmática, pero tampoco tanto. Sobre el papel, en la sociedad anónima deportiva que tutela el Dépor hay miles de accionistas. En la práctica, la elección del sucesor de Tino Fernández en la presidencia podrían resolverla dos de ellos.

Tras la última ampliación de capital, en el Deportivo de La Coruña se posicionaron con mucha fuerza los grupos empresariales de la cervecera coruñesa Estrella Galicia y de Tino Fernández, cuya firma más conocida es la tecnológica Altia, una exitosa empresa cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Mientras, el ex futbolista y ahora empresario Paco Zas confirma su candidatura para presidir el Deportivo y medios afines a Tino Fernández coinciden en que el hasta ahora presidente no apoyará a ningún candidato –de momento el otro aspirante es Jesús Martínez Loira– hasta que llegue el día de la junta general; léase el 28 de mayo. Si bien no ha formalizado su candidatura, a nadie se le escapa en A Coruña que el empresario Fernando Vidal sería un candidato solvente.

Si los dueños de Estrella Galicia y Altia apoyan a un candidato, cosa que puede no ser difícil, el beneficiario tiene casi asegurada la presidencia. Ambos grupos es fácil que sumen un 25% de las acciones, porcentaje que en el Deportivo puede establecer una marca inalcanzable para otros. Claro que también cabe que cada uno apueste por un candidato distinto, cosa poco probable pero no imposible.

Queda, pues, por delante un mes entretenido –primaveral–, amenizado por dos candidatos ya conocidos y, según se rumorea, un posible tapado al que apoyarían importantes –y misteriosos– grupos empresariales. De momento nadie enseña sus cartas –esto es fútbol– y está por verse si Tino Fernández cumple su intención de no decantarse antes de la decisiva junta general. Atentos. @mundiario

La elección del presidente del Dépor podrían resolverla dos de sus miles de accionistas
Comentarios